maxresdefault

El Gran Premio de México se realizan en el Autódromo Hermanos Rodríguez del 30 de octubre al primero de noviembre, luego de 23 años de ausencia en pistas de nuestro país.

El contrato y la justificación para la adjudicación directa, obtenidos por Aristegui Noticias vía transparencia, indican que  Corporación Interamericana de Entretenimiento (CIE) fue la compañía ideal para llevarse el contrato para la organziación de la carrera por dos razones: porque tiene el uso exclusivo del autódromo Hermanos Rodríguez y tiene una relación comercial con la Fórmula 1.

CIE es una empresa de entretenimiento especializada en organizar conciertos y operar centros de espectáculos. Desde 2004 Grupo Televisa es accionaria de empresa OCESA, una filial de CIE encargada de negocios de entretenimiento en vivo, sobre todo conciertos de rock y pop.

En la penúltima hoja del contrato, disponible en Infomex, CIE garantizó al Consejo de Promoción Turística de México que la empresa de origen español Mediaproducción (Mediapro) tenía los derechos exclusivos para transmitir el evento en vivo, “incluyendo la obligación de Mediapro de procurar que cada carrera (…) sea transmitida en vivo en un canal de televisión abierta, disponible a por lo menos el 80% de los hogares en México (…)”.

CIE comprometió que los derechos serían vendidos a alguna televisora con cobertura nacional, o, de lo contrario, los compraría ella misma para regalarlos al gobierno mexicano.

Sólo Televisa y TV Azteca superan la cobertura de 80 por ciento en televisión abierta (92 por ciento y 90 por ciento), según un estudio del Instituto Federal de Telecomunicaciones, pero desde el contrato se perfiló al ganador, pues Televisa es aliado de Mediapro.

Televisa es dueña de 14.5 por ciento de las acciones de Grupo Imagina, un conglomerado español especializado en producción de contenidos creado por la fusión de Mediapro y Grupo Árbol, según los reportes que envía la televisora a la Bolsa Mexicana de Valores.

El 1 de marzo de 2015, Televisa Deportes informó que Mediapro lanzó su canal exclusivo de la Fórmula 1 en Latinoamérica, el cual transmitirá todos los premios de los temporada 2015.

La reportera Giselle Zarur Maccise, de Televisa Deportes, es una de las principales productoras de contenidos del nuevo canal y mantiene una cobertura permanente sobre Sergio Pérez (piloto de la escudería Force India) y Esteban Gutiérrez (tercer piloto de la escudería Ferrari).

El 12 de octubre de 2015, Televisa presumió en redes sociales que llevaría el evento en exclusiva en televisión, lo que confirma el privilegio que se pactó desde el contrato.

El 6 de marzo de 2014, el IFT declaró que Televisa es un actor preponderante en el sector de la radiodifusión y le prohibió transmitir en exclusiva partidos de la selección mexicana de futbol, ceremonias de clausura e inauguración de Juegos Olímpicos y Mundial de Futbol, además de los juegos finales de la Liga MX.

Por esta razón, el IFT ordenó que la televisora publicara sus tarifas de publicidad; según estos datos públicos, 20 segundos de publicidad en domingo a las 14:00 horas cuestan 202 mil pesos, aunque se aclara que los precios pueden variar dependiendo de las condiciones del mercado. En esa lista, el precio más alto corresponde a los horarios de lunes a viernes, entre 21:00 y 22:00 horas, cuando los 20 segundos cuestan un millón 564 mil pesos.

Aristegui Noticias consultó a Televisa sobre los principales puntos de esta nota, pero el ejecutivo de comunicación, Alejandro Olmos Cruz, prefirió no hacer comentarios.

LAS GANANCIAS para México

El gobierno de Enrique Peña Nieto aseguró que el regreso de la Fórmula 1 a México traería ganancias por 2 mil millones de dólares, pero documentos obtenidos vía transparencia revelan que los beneficios serán de 786 millones de dólares al año.

El 23 de junio de 2014 el gobierno mexicano firmó, a través del Consejo de Promoción Turística de México (CPTM), un contrato por 213 millones 279 mil dólares con la empresa Corporación Interamericana de Entretenimiento (CIE) para garantizar cinco carreras de 2015 a 2019.

En julio de 2014 el presidente Enrique Peña Nieto y la entonces secretaria de Turismo, Claudia Ruíz Massieu, dijeron que “el evento representará un beneficio económico de cerca de 2 mil millones de dólares y 18 mil empleos directos e indirectos” para nuestro país.

El Presidente y la secretaria de Turismo no aclararon si las ganacias serían por un año o por los cinco, pero Aristegui Noticias presentó solicitudes de información para conocer la fuente de los datos.

El Consejo de Promoción Turística de México entregó la justificación para la adjudicación directa, donde consta la argumentación para entregar el contrato a CIE y los beneficios para el país. En ningún lugar aparece la cifra de 2 mil millones de dólares.

El documento detalla las ganancias económicas que se esperan cada año para México: en total se trata de 786 millones de dólares por año.

El documento está fechado el 3 de marzo de 2014, por lo cual pudo ser usado como fuente para que el Presidente y la Secretaria de Turismo presumieran ganancias por casi 4 mil millones de dólares por cinco años de la carrera.

Ver esta información en:

http://aristeguinoticias.com/0111/lomasdestacado/formula-1-en-mexico-negocio-para-televisa-durante-cinco-anos/