Free Press Unlimited, Libertad Ilimitada de Prensa ha tenido la Buena idea de invitar a Holanda a la periodista mexicana Carmen Aristegui. Productora de reportajes de investigación sobre corrupción en las altas esferas del poder, incluido el presidente de la república, Aristegui ha conseguido una audiencia de millones de personas que la siguen con fidelidad y cariño.

Antes de ser echada del aíre por MVS Radio 102.5 FM, los oyentes suspendían sus labores para escucharla con atención. El público mexicano que asistió al teatro De Balie, en Ámsterdam, la aplaudió largo rato de pie, para expresarle su reconocimiento. ¿Por qué? La razón es sencilla, poderosa, Carmen Aristegui no se ha inclinado ante el poder, no hace concesiones graciosas al delito y tiene el suficiente coraje para realizar un periodismo crítico e independiente en un país señalado por Reporteros sin Fronteras, como uno de los más peligrosos de la tierra para ejercer esta profesión. La sociedad aprecia cuando el periodismo hace el mayor esfuerzo para ofrecer una información confiable.

“Grandes cantidades, millonarias cantidades de dinero público, se distribuyen discrecionalmente en los medios de comunicación. Se premia o se castiga a medios de comunicación, con presupuesto público, en una cantidad bastante importante, que desde luego modula, en un sentido o en otro, buena parte de la línea editorial del mundo mediático en México. Enrique Peña Nieto prometió que regularía, que reglamentaría, el uso de dinero público y las campañas publicitarias gubernamentales en los medios comunicación. No cumplió esa promesa. Y ese elemento de poder político vía el dinero público es un elemento muy importante que tristemente sigue marcando el tipo de coberturas editoriales que en buena parte de los medios de comunicación existe”, expuso la periodista Carmen Aristegui en Ámsterdam

Producciones Media Naranja es una iniciativa de profesionales holandeses e iberoamericanos destinada a servir a los usuarios y a los medios de comunicación de América Latina, que va desde la comunidad hispanohablante de los Estados Unidos hasta los hielos antárticos. Se trata de un esfuerzo en el que nuestros colegas latinoamericanos tendrán una presencia significativa en el campo de la producción. Democracia, derechos humanos y cultura son las tres vertientes que configuran el quehacer de Producciones Media Naranja.

Mediante el análisis de los acontecimientos internacionales, Producciones Media Naranja intenta motivar la reflexión personal y colectiva para que los individuos y las comunidades se posesionen de mejor forma sobre sus opiniones, sus necesidades y sus aspiraciones. Otro de nuestros objetivos es fomentar el debate público sobre los temas que afectan América Latina.