EL PRESIDENTE FRANCÉS, FRANÇOIS HOLLANDE, VISITA LA ESCUELA DE INGENIERÍA AERONÁUTICAEl presidente francés, François Hollande, en busca de una coalición para erradicar al grupo Estado Islámico (EI) de Siria e Irak, recibió este lunes el apoyo del primer ministro británico, David Cameron, antes de entrevistarse durante la semana con los presidentes de Estados Unidos, Rusia y China.

Ese maratón coincide con una visita del presidente ruso, Vladimir Putin, este lunes a Irán. Ambos países combaten al EI pero, contrariamente a los occidentales, buscan salvar al régimen de Bashar al Asad, confrontado desde hace más de cuatro años a una guerra civil a varias bandas.

Hollande decidió emprender sus esfuerzos de coordinación después de los atentados del 13 de noviembre en París, reivindicados por el EI, que dejaron 130 muertos y más de 300 heridos.

“Vamos a intensificar nuestras incursiones aéreas, vamos a escoger los objetivos que ocasionen el mayor daño posible a esa organización terrorista”, declaró Hollande en una rueda de prensa en París junto a Cameron.

Los aparatos del portaaviones ‘Charles de Gaulle’ realizaban este lunes sus primeras misiones sobre Irak y Siria, indicaron fuentes militares, sin precisar si se trataba de vuelos de reconocimiento o de bombardeos.

Cameron expresó su apoyo a los bombardeos franceses, así como su voluntad de sumarse a la coalición. “Tengo la firme convicción de que Gran Bretaña debería hacer lo mismo”, afirmó.

Hollande se reunirá el martes en Washington con el presidente Barack Obama; el miércoles recibirá a la canciller alemana Angela Merkel; el jueves verá a Putin en Moscú; y el domingo recibirá al secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon, y al presidente chino, Xi Jinping.

Las fuerzas internacionales acentúan los bombardeos contra el EI, pero la organización yihadista, que en junio de 2014 proclamó un “califato” a caballo entre Irak y Siria, multiplica los atentados en otras partes del mundo.

En París disparó a personas en bares, restaurantes y en una sala de conciertos. También reivindicó el atentado que el 12 de noviembre dejó 44 muertos en Beirut y el derribo el 31 de octubre sobre el Sinaí egipcio de un avión ruso con 224 personas a bordo.

Hollande y Cameron, visitaron este lunes en París la sala de conciertos Bataclan para rendir homenaje a las 90 personas que perdieron ahí la vida en los atentados del 13-N.

Cada uno depositó una rosa delante de la sala, según la Presidencia francesa. Cameron dijo en su cuenta de Twitter que permaneció “hombro con hombro” con Hollande y publicó una fotografía de ambos en el lugar atacado por yihadistas y en el que murió un británico.

Por otro lado, Francia se halla en primera línea de la guerra contra otros grupos yihadistas en el Sahel africano, que se vio conmocionado la semana pasada por una toma de rehenes en un hotel de Bamako, la capital de Malí, que dejó 21 muertos.

– ¿Qué pedirá Hollande a Obama y Putin? –
En sus consultas con Obama, Hollande pedirá “ante todo más apoyo operativo” a las incursiones contra el EI, explica una fuente diplomática francesa.
Estados Unidos realiza la mayor parte de los bombardeos de la coalición (que no incluye a Rusia), pero Francia estima que se muestra demasiado timorato.

Según el experto australiano en contraterrorismo David Kilcullen, los aviones norteamericanos realizan de 10 a 15 incursiones diarias contra el EI, muy por debajo de las 250 que llevaba a cabo la OTAN durante la guerra de Kosovo en 1999 o las 110 en Afganistán diez años más tarde.

Estados Unidos “no tiene voluntad política de enviar tropas de tierra y se contenta con la contención (endiguement)” del EI, afirma el analista francés Olivier Roy en una columna del New York Times.

En Moscú, Hollande “pedirá evidentemente que Putin muestre determinación para atacar al EI” y no solamente a la llamada oposición moderada al régimen de Damasco, adelanta la fuente diplomática.

Putin, por su lado, se reúne en Teherán con el guía supremo iraní, Ali Jamenei.
Moscú se muestra favorable a una coalición que integre a otros países de la región, como Irán y Jordania.

Pero Jamenei considera que sería “un error confiar en la cooperación de Estados Unidos y Occidente” en la lucha contra el EI.

Irán, un país chiita, y Arabia Saudí, sunita (otra rama del islam), se disputan la hegemonía regional a través de los conflictos en curso en Siria, Irak y Yemen, así como en países como Bahréin y Líbano.
– Francia “bastante sola” –

El Consejo de Seguridad de la ONU aprobó el viernes pasado una resolución de inspiración francesa que autoriza a adoptar “todas las medidas necesarias” contra el EI.

Pero Olivier Roy estima que París “se encuentra bastante sola”, dado que “las potencias regionales no están dispuestas a darle apoyo militar”.
En esa dispar coalición, Turquía teme ante todo “el irredentismo kurdo”, en tanto que los kurdos de Irak recelan de “la reconstitución de un poder fuerte en Bagdad”, que amenazaría su independencia de hecho.

En cuanto a los saudíes, consideran a Irán como su “enemigo principal”. E Irán quiere contener al EI, “pero no forzosamente eliminarlo, pues su sola existencia impide que vuelva a formarse una coalición de árabes sunitas” como contra la que tuvo que combatir en épocas de Sadam Husein.

Por último, afirma Roy, Israel “no puede sino regocijarse de ver al Hezbolá [el movimiento chiita libanés] en guerra contra árabes” y a Siria “derrumbarse”.