Mutis mutandis
Por Rafael Arias Hernández.
19 de noviembre de 2015

Brevísimo informe real. Casi 5 millones de pobres y uno de hambrientos. En lo que va del año, casi 10 mil empleos menos. 500 mil millones de pesos en opacidad. Sobre-deuda pública total, de alrededor de 100 mil millones. A todos se debe. ¡Veracruz ya cambió!

Deber de informar, derecho de saber. Preciso exigir real y puntual cumplimiento, de la ineludible obligación gubernamental; y fortalecer, en la práctica, el ejercicio del derecho ciudadano y social.

Del inútil poder legislativo, salvo excepciones: simuladores, encubridores y domesticados aprobadores. Decepcionantes compadecencias, del ridículo y la irresponsabilidad.

Informar, es un acto que significa hacer saber, dar razón, facilitar datos, poner al corriente, enterar, prevenir, advertir y transmitir. Acepciones más conocidas, aceptadas y esperadas. Todo lo contrario a lo hasta hoy oficialmente realizado.

Informe de gobierno, debe cumplir con la ley y específicamente, con la rendición de cuentas. Estar a disposición y en circulación pública. Debe incluso precisar logros y avances, pendientes y retrocesos, de acuerdo a objetivos y metas establecidos. ¿Así se hace? ¿Estamos dispuestos a informarnos? ¿Lo hacemos?

Imprescindible para la población que el contenido actualizado y veraz, oriente, proporcione datos y cifras, periódica y puntualmente. Útil y valioso, porque puede ayudar a sustentar la toma de decisiones y a prevenir situaciones.

Caso contrario simulación, que desinforma, desorienta, confunde y no sirve para decidir, ni planear.

INFORME BIPOLAR

Realidad por un lado y contenido por el otro. Simplemente compruébese, como empeora Veracruz.

Resultados, muestran recesión o estancamiento económico, con objetivos inalcanzados y metas incumplidas. Pobreza y hambre en aumento, con más de 4.5 millones de becarios, sobre todo de programas federales. Por cierto, pregunta obligada: ¿De verdad creen que, en “esta administración se han generado 354 mil 472 empleos en beneficio de igual número de familias que encuentran certidumbre”? ¿En dónde están?

Ni siquiera se toman la molestia, de consultar estadísticas oficiales federales (por supuesto, información estatal no existe).

Veracruz lleva de enero a octubre de 2015, ante el IMSS, 744, 972 registros, una pérdida de 9, 439 empleos.

Sí, el estado ya cambió, al alcanzar mucho de lo que parecía impensable: mal administrar, quebrar, sobre endeudar y provocar una involución institucional, al debilitar y trastornar dependencias y órganos gubernamentales. Y viene lo mejor en “el año de Hidalgo”, y con costosas elecciones, definitivas para el futuro y la libertad de muchos en el gobierno estatal.

Contenido, redacción y forma pertenecen a otra dimensión. Es, propiamente, producto de la imaginación para la auto-justificación y la auto-promoción, cara y presuntuosa.

Documento y publicidad abundantes en la repetición de frases prefabricadas y sin sentido informativo, exaltadoras o evocadoras.

“Decidimos encabezar los cambios, antes de que los cambios nos dejaran atrás. Hoy Veracruz es fuerte, moderno y dinámico. ¡Hoy Veracruz ya cambió!”

“Cada día que pasa tenemos una responsabilidad, un compromiso que cumplir, hay una acción y una obra, de cara a millones de veracruzanas y veracruzanos”.

“Hoy podemos afirmar lo dicho: el campo no es el problema, ¡es la solución de los problemas!”.

“…inversión histórica en infraestructura del orden de los 14 mil 500 millones de pesos…”

El reciclaje a todo lo que da. Copias casi idénticas y repeticiones, tanto de conocidas ventajas geográficas, históricas y comparativas, como de mismas obras y acciones que se extienden por años. Eso sin mencionar el abuso de presumir presupuestos y logros del gobierno federal, o de la misma iniciativa privada, ocurridos en el territorio.

El mismo canto de la autoalabanza y el saludo con sombrero ajeno. Primer lugar en esto y aquello, bien en número de cabezas de ganado y en otros productos agropecuarios que, con o sin el apoyo del gobierno estatal se logran. Es más, algunos alcanzados aún en contra de irresponsables e ineficientes, y hasta de delincuentes que de todo sacan provecho.

Vivir del cuento y la tradición es la mejor justificación, porque en lo demás simplemente no coincide realidad con discurso. Usar, abusar y disponer discrecionalmente de tantos recursos públicos, que no se sabe a dónde van a parar. Y conmueve e indigna, contar con la creatividad y esfuerzo de las y los veracruzanos que día a día contribuyen al esfuerzo de la nación, y que poco o nada se haga por apoyarlos. Patético y lamentable contenido, redacción, orientación y forma, cuando pobreza, hambre e inseguridad afectan a tantos hogares veracruzanos. ¿Qué dirán de lo informado casi 5 millones de pobres y uno de hambrientos?

Animadversión y rechazo, los obligan a gastar más en elecciones para garantizarse impunidad.

HARTAZGO, INCONFORMIDAD Y PROTESTA.

Lo presentado, como Quinto informe de Gobierno, tiene otras acepciones en el diccionario que lo dice todo, que da sentido o significación al acto oficial.

Informe. Adj.// Que no tiene la forma que le corresponde.// De forma vaga e indeterminada.

Si la intención de quienes usan y abusan de representación pública y cargo gubernamental, era y es lograr hartazgo, inconformidad y protesta, sin duda lo están logrando.

Excepciones aparte, se han ganado un lugar en la Historia y, en menos de un año, se ganarán una lluvia de denuncias y procesos, aun ganando elecciones algún aliado, protegido o cómplice. Se cosecha lo que se siembra.

Son los principales responsables de los desastres y sacrificios que se padecen, y que aumentarán en el futuro inmediato. Y también de la resistencia y desobediencia civil a que están llevando a practicar a múltiples sectores de la población. Presentes organización y movilización social. Hora de protestar y rechazar, insensibilidad e incapacidad, ineptitud y corrupción gubernamental.

Bajo su responsabilidad, daños y efectos causados, y los que siguen provocando.

Fuentes oficiales y los hechos mismos, respaldan rechazo y condena a quienes han demostrado ser buenos para dos cosas: para eso, y para nada.

Diviértase o llore, ríase o indígnese. Atrévase.

Infórmese del informe de gobierno.

Injusto e inaceptable, tanto no reconocer logros y avances, si los hay, aunque sean pocos y contados, es muy caro conseguirlos; como, negar y ocultar lo evidente, prosperidad de errores, pérdidas y retrocesos.

+Acadé[email protected] Facebook:VeracruzHoydeRafaelAriasHdez