policia-municipal-680x365

Veracruz- 2015-11-1012:19:19- Carlos Parra/Cinco elementos de la Secretaría de Seguridad Pública adscritos al operativo “Refuerzo Veracruz-Boca del Río” están siendo investigados por el departamento de asuntos internos de esta corporación, luego de haber solicitado a unos jóvenes que viajaban a bordo de un automóvil en horas de la madrugada la cantidad de mil pesos, con la finalidad de no llevárselos detenidos.

Ante los medios de comunicación fue señalado este abuso de autoridad cometido por elementos de la Secretaría de Seguridad Pública de Veracruz, por la señora Marlen Cobos, quien dijo ser mamá del joven Julián Rachid de la O Cobos.

La señora dijo que su hijo manejaba su automóvil por la calle Cinco esquina con la calle Alvarado, del municipio de Boca del Río, acompañado de otros tres jóvenes ya que habían ido a una tienda, siendo interceptados por personal de la Policía Estatal quienes iban a bordo de la patrulla SP-2624.

Todo esto con la finalidad de realizarles una revisión de rutina, pero, uno de los elementos que al parecer llevaba el mando, de lentes, estatura media, tez blanca, le pidió dinero a cambio de no ser detenidos, ya que según este “jefe policíaco” no contaba con su licencia de manejo, además de que iban a exceso de velocidad y con aliento alcohólico, situación totalmente falsa.

Debido a las amenazas de ser detenidos y puestos a disposición de la Dirección Municipal de Tránsito de Boca del Río, así como su vehículo, ser llevado al corralón oficial, los cuatro jóvenes optaron por juntar la cantidad de mil pesos y dárselos a estos policías que están adscritos al operativo “Refuerzo Veracruz-Boca del Río”.

Confirma la señora que al interponer su queja ante los altos mandos de la SSP, pudo saber que los malos elementos que solicitaron dicho dinero a su hijo, son los siguientes: Julián Martìnez Morales, de la sexta generación, David Reyes Chinalgua, con 15 años de servicio, José Jaime Lázaro Pérez, con ocho años de servicio, Carlos Arturo Olivares Sánchez, con 15 años de servicio y David Piaga Zapo.

El policía Julián Martínez Morales, es quien dijo que fue quien agarró el dinero que les pidieron a los jóvenes y por tal abuso de autoridad o extorsión cometida por estos malos servidores públicos, se inició un proceso de investigación en su contra para que respondan conforme a derecho por estos hechos denunciados ante dicha corporación policíaca, así como, ante los medios de comunicación por parte de la señor Malen Cobos

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO