Política
Por Mario Mijares
30 de noviembre de 2015

1.- Después de la Segunda Guerra Mundial, surgieron dos imperialismos, el de occidente representado por los Estado Unidos y sus aliados, especialmente, su madre oligarca Inglaterra. Del otro lado, brotó Rusia para conformar la Unión Soviética con los países con los cuales logró conformar el imperio conocido como el bloque socialista. El sueño de Hitler de dominar el mundo, pero dividido en dos. De esa manera, cada potencia implantó sus condiciones políticas, instaurando dos formas de desgobierno, “la oligarca y la democrática”. Así como sus condiciones económicas, la primera a través del liberalismo, lo que dio como resultado el capitalismo, el segundo fue a partir de la doctrina económica del marxismo en donde se basó el socialismo.

2.- Ambos imperialismos se armaron hasta los dientes. Quién no recuerda las fotografías de misiles apuntándose entre ambas potencias. Ante tal presencia atómica, los países débiles conocidos como de “tercer mundo”, se convirtieron en meros satélites. La hegemonía de los yanquis, donde primero aseguraron con sus fauces aquello de: “América para los americanos”. Fue el inicio para que después ambas potencias, invadieran pequeñas naciones, sobre todo, aquellas que tuvieran recursos naturales así como posibilidad de implantar sus condiciones.

3.- Los EUA invadieron Korea y Vietnam, quienes por cierto ya se habían sacudido el colonialismo francés, la intervención angloamericana fue para impedir la reunificación de ese país bajo un gobierno comunista, los yanquis participaron militarmente. Asimismo, los judíos de ese país actuaron vía su gobierno, para imponer la instauración del Estado de Israel, precisamente en donde iniciaron los graves conflictos actuales. En el caso del imperialismo soviético, ellos estimularon al Estado Cubano, así como algunos levantamientos armados en centro y Suramérica e incluso el arribo de un gobierno democrático, vía voto dirigido por Salvador Allende.

En ese periodo de posguerra mundial, Europa central se mantenía todavía en la esfera de los EUA, y fue hasta la autodeslegitimación de Serguéyevich Gorbachov quien apoyado por su Órgano Supremo, desde el Kremlin finalizó con ese imperio, justificándolo con la “perestroika” (reconstrucción). No obstante es hasta después de la caída del Muro de Berlín en 1989, cuando de inmediato, los países europeos liderados por Charles de Gaulle, presidente de Francia, promoviera la reconciliación franco-alemana para iniciar el deslinde con EUA, con lo efectos conocidos, actualmente es un bloque liderados por Alemania.

3.- Habrá que señalar también, que los gobiernos poderosos representantes de la oligarquía, constituyeron una serie de organismos y alianzas internacionales, con la finalidad, según ellos de evitar otra conflagración mundial, así como regular los aspectos económicos entre otros. No obstante, la mayoría de ellas son operadas en favor de las grandes potencias y esporádicamente hacia los países pobres. Asentaré algunas siglas como ejemplo: ONU; OTAM; GATT; FAO; OIT; OEA entre otras más cuyo papel es únicamente para sugerir acciones. Se sabe que los poderosos han atacado desde hace un año por aire al EI en Siria y no hay indicios de tales organismos internacionales que paren la masacre y el horror.

4.- La pregunta de sentido común es, ¿Cómo es posible que todas esas potencias mundiales unidas después del atentado en Paris, no puedan eliminar a un grupo de terroristas ubicados en países pobres y abatidos por años? La última noticia del New York Time dice: “el gobierno alemán anunció que enviará aviones Tornado de reconocimiento a Siria para apoyar a sus aliados en la lucha contra la organización terrorista autodenominada Estado Islámico (EI). El primer ministro británico, David Cameron, exigió ante la Cámara Baja más misiones militares contra esa organización. Detusche welle habló con Nick Witney, experto del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores, quien opina que esas medidas son contraproducentes.” Sobre todo, después de la experiencia de los estadounidenses al abandonar Iraq, se dice que el grupo terrorista surgió de nuevo de las sombras, y en su reencarnación se volvió aún más brutal y determinado.

Todas estas acciones no dejan otra que pensar que las potencias no poseen aparatos de inteligencia militar, lo cual ¡Es ridículo!, pues finalmente el negocio es la expansión del conflicto. Es algo parecido a lo que sucede con el Estado Mexicano, que con todo su poderío ideológico y militar no quiere terminar con las mafias que tanto daño causan a la población. De igual manera es una extensión de las ganancias el que continúen. Por cierto, la noticia reciente es que el Estado Islámico se dio a conocer en un video, lanzó amenazas y advertencias a 60 países, entre ellos México, y es que el torpe de EPN, firmo como país aliado de los USA en esa faena. Otra demagogia del presidente de México, es que firmó un libro de condolencias y guarda un minuto de silencio por las dos mexicanas muertas, y jamás ha guardado un minuto de respeto a los miles de asesinados y desaparecidos en México, incluyendo los 43 normalistas.