Astrolabio Político
Por Luis Ramírez Baqueiro
02 de noviembre de 2015

En la composición de los grupos de cara al proceso electoral local del 2016, algunos actores políticos se han valido de cualquier ardid para incrustarse a como dé lugar en los equipos de campaña de uno o de otro precandidato dentro del Partido Revolucionario Institucional.

Al grado tal, que han intentado mediante terceros construir versiones falsas y sin mayor veracidad, que permitan gestar en el consciente social una falsa verdad.

Ese es el caso del recientemente nombrado secretario de Organización del PRI Estatal, Fidel Kuri Grajales, quien a toda costa, sabedor que el candidato al gobierno de Veracruz será el senador Pepe Yunes Zorrilla, divulga una historia de amistad y compromiso de antaño entre ambos personajes, cuestión que a decir de los cercanos al senador, no es cierta.

Se sabe que el hoy legislador federal por Orizaba buscó en meses recientes un acercamiento con el peroteño, a fin de venderle caro su amor, como todo lo que este empresario y político vende, solo basta recordar, la millonada que le endilgó al entonces gobernador Fidel Herrera en programas de Desarrollo Social.

Pero como no todo en política es eterno, la luna de miel que brindarán los negocios al amparo del poder, se terminó de fea manera, al punto tal que el empresario orizabeño decidió romper lanzas con él gobernante, tras el incumplimiento de pago de los mismos, no sin antes, tronar contra él.

El clímax del conflicto, terminó “a madrazo limpio” –como dirían en el barrio- en conocido restaurante de la Ciudad de México, tras toparse de frente con el hijo del ahora Cónsul en Barcelona y el sequito de guardaespaldas de este último; el desenlace de tal incidente es de todos conocido.

Poderoso, millonario, amigo de los amigos y enemigo abierto de quien lo afrenta, hombre de carácter fuerte, incluso intransigente y radical cuando es necesario sacar la casta al precio que sea necesario, así es descrito por sus amanuenses, no ceja en su intento por mantenerse incrustado en el aparato de estado.

Finalmente, el encuentro tan buscado no se dio en las condiciones que esperaba, hasta que por cuestiones de agenda coincidió con el senador en un evento en su distrito.

Quienes pudieron presenciar el encuentro, pudieron comprobar que el propietario del Club de Futbol Tiburones Rojos del Veracruz, aprovecho la ocasión para de manera adelantada felicitar y celebrarle su cumpleaños al senador priista, el pasado mes de septiembre.

Fue tal su afán por congraciarse y ganarse la simpatía del senador, que el pastel ex profeso preparado para el evento tuvo el desencanto de contar con las tradicionales mañanitas, pero al termino de las mismas el diputado Kuri Grajales, remató su intento de acercamiento, con algo que a los ojos de los presentes, resulto un total desatino, y por supuesto, una imprudencia.

“¡Felicidades, señor Gobernador!” atino a decir el empresario transportista.

¿Señor gobernador?

El comentario mordaz no gusto para nada al senador, quien simplemente le observo “gracias diputado por los deseos pero soy senador, ya seré gobernador a su tiempo, mientras tanto guardemos las formas”.

Pero para quienes saben de los entre telones de la política afirman que la llegada de Kuri Grajales al PRI Estatal, es una más de las perversiones de su dirigente Alberto Silva Ramos, quien, no quita el dedo del renglón en su afán por erigirse en el próximo candidato priista a suceder a Javier Duarte en el gobierno estatal; la negativa a incorporarle al grupo de trabajo del peroteño sirvió para que Fidel Kuri se dejara encantar por los graznidos de un Cisne, ¿será cierto?

Al tiempo.

Contacto:

astrolabiopoliticomx@nullgmail.com

Twitter: @LuisBaqueiro_mx