El senador José Yunes Zorrilla parece ser el objetivo central de la censura que pretende imponer el directivo estatal del PRI, a quienes aspiran a la  candidatura a gobernador; Alberto Silva insiste en que sólo quienes respeten al gobernador Javier Duarte podrán pretender tal nominación.

Este acotamiento obedece principalmente a que el senador Yunes Zorrilla ha reprobado públicamente los resultados de la política  financiera que ha implantado Duarte de Ochoa, y quizá también se deba a que en su condición de presidente de la comisión de hacienda del senado, cuente con un acceso privilegiado a la situación real de la deuda pública, su soporte jurídico y todo lo relacionado con la rendición de cuentas ante la Auditoría Superior de la Federación.