En el marco de la jornada mundial denominada Día internacional del cambio climático, integrantes de Greenpeace y La Asamblea Veracruzana de Iniciativas y Defensa Ambiental (Lavida), vuelven a llamar la atención sobre los riesgos que se pueden derivar de la operación de 112 proyectos hidroeléctricos en el estado.

Gerardo Alatorre integrante de Lavida explico que la población que se encuentra asentada en los municipios que cruzan ríos Los Pescados, El Nautla, El Bobos, y La antigua, entre otros, se vería afectada en su actividad económica ya que la realización de obras traerá consigo afectaciones a la pesca que se realiza en la rivera de estos cuerpos de agua; dijeron los activistas que de operarse estos proyectos estarán provocando el desplazamiento de las comunidades ya que las empresas tienen el propósito de ocupar amplias extensiones de terreno actualmente ocupadas con asentamientos humanos.