Con amplio respaldo de los diputados de varias tendencias políticas, el parlamento alemán (Bundestag), acordara una nueva legislación con el fin de establecer un marco jurídico para garantizar una muerta digna y evitar sufrimientos indeseables.

En varios proyectos que involucran los derechos individuales de pacientes y sus familias, además de la responsabilidad de médicos y las implicaciones jurídicas del suicidio asistido, se ha logrado que el parlamento alemán avance en una legislación que seguramente será referente para otros países.