Ni el PRI, ni la posible alianza PAN-PRD Rojo, pueden dar por hecho que tienen triunfos asegurados, menos aún si no han evaluado lo que la población está opinando sobre los cambios que esperan para la entidad y mucho menos pueden hacer cuentas alegres si no ponderan los niveles de aceptación de partidos y candidatos emergentes.

Lo anterior se desprende de la encuesta elaborada por la empresa especializada en estudios de opinión Impulsos y que difunde el portal de noticias independiente revolucióntrespuntocero, que entre otras datos menciona que Morena arranca con 16 puntos para la elección de gobernador en Veracruz mientras que el PRD apenas alcanza los 6 puntos de preferencia.

La encuesta arroja una tendencia favorable al PAN sobre el PRI en las 9 principales ciudades del estado, en donde el PRD apenas podría sumar un porcentaje muy por debajo de lo esperado; sin embargo ya en conjunto sumando municipios medianos y pequeños del estado las tendencias favorecerían al PRI, lo cual habla de un escenario competido, y quién logre ganar, lo hará por un estrecho margen.