Agustín Basave esta tan ávido en mostrar que ya ejerce el mando de dirección al frente del PRD, que  levanta lo que se encuentre en el camino con tal de evitar siga la debacle de su partido; por eso ha procurado el mayor ruido mediático al reingreso de Rene Arce al PRD, el ex delegado en Iztapalapa y fundador de la corriente de los chuchos que se reincorpora como su asesor principal.

Después de una travesía por el PANAL, el PVEM  y una alianza en el Estado de México con el candidato priísta Eruviel Ávila, además de su apoyo a la campaña de Enrique Peña Nieto, se pretende dar un tono festivo al regreso de este “gran activo de la izquierda”, al que se suman Lídice Rincón Gallardo y Heberto Castillo, hijos de los fundadores del PRD, Gilberto Rincón Gallardo y Heberto Castillo a quienes Agustin Basave presumió como iconos de la izquierda, y que efectivamente fundaron el PRD cuando Basave militaba en el PRI.