fotos_2015-11-07_Veracruz-BocadelRio_446094
 

Veracruz- 2015-11-0709:27:47- Jair Robles Barajas/ En marzo del 2015, tomó protesta Antonio Gómez Pelegrín, el sexto titular de la Secretaría de Finanzas y Planeación en lo que va del actual sexenio, y con su llegada, Javier Duarte anunció una serie de medidas para afrontar la crisis financiera en que se encuentra su gobierno.

Destaca el Plan de Ajuste al Gasto, que de acuerdo al nuevo secretario ha permitido un ahorro de más de 2 mil millones en este año. También se ha anunciado una reestructuración de la deuda pública y dicha iniciativa será presentada en poco tiempo.

Y dentro de esta serie de medidas anunciadas se presentó ante el Congreso del estado, a pesar de la unánime postura en contra de las agrupaciones empresariales, la iniciativa de un incremento de 50 por ciento al Impuesto Sobre Erogaciones por Remuneraciones al Trabajo Personal (IESTP), mejor conocido como el Impuesto a la Nómina, pasando de una tasa del 2 a 3 por ciento, que fue aprobada el 8 de octubre.

La votación fue de 30 votos a favor y 14 votos en contra. Entre los que votaron en contra se encuentran dos diputados priístas Ricardo Ahued y David Velasco, junto con todos los diputados de los diferentes partidos de oposición que tienen representación en la actual Legislatura (PAN, PRD, PT y MC), así como el controvertido diputado Renato Tronco, quien ahora se dice independiente.

Durante la atropellada sesión se podía escuchar rechiflas y reclamos de parte de algunos empresarios presentes en el recinto, quienes reprochaban no haber sido escuchados ni consultados para la aprobación de este incremento.

Pero el rechazo también ha sido manifestado por los senadores priistas. Días antes de que se presentara la iniciativa, el senador José Yunes declaraba que antes de incrementar los impuestos era necesario un esfuerzo mayor por parte del gobierno del estado por reducir su gasto corriente, mientras que Héctor Yunes difundió días después de la aprobación un video donde expresa su rechazo absoluto, calificándola como “medida errónea, inoportuna e irresponsable.”

ANTECEDENTES

El Impuesto Sobre Erogaciones por Remuneraciones al Trabajo Personal es de carácter local y grava la realización de pagos por concepto de remuneraciones al trabajo personal en relación de dependencia.

Este impuesto fue aprobado por primera vez en el estado de Veracruz durante el tercer año de gobierno de Miguel Alemán. De acuerdo a lo estipulado en el decreto, publicado en la Gaceta Oficial No. 67 del 3 de abril de 2001, “esta acción incidirá positivamente en la ejecución de obras públicas necesarias para la entidad, al contarse con un mecanismo transparente y eficaz encargado de la administración de los importes incorporados al patrimonio fideicomitido, en el cual tendrán una participación preponderante los representantes del sector privado de la entidad, quienes contarán con las atribuciones suficientes para destinar los recursos a los fines que resulten más acordes con sus propósitos”.

Desde ese momento se determinó que dicho impuesto sería a una tasa del 2 por ciento y se convirtió en la principal fuente recaudatoria de recursos estatales.

De acuerdo a los datos disponibles y las declaraciones de los funcionarios responsables en el manejo de este fideicomiso, el monto recaudado por este concepto en el presente año, asciende a más mil 600 millones de pesos y representa cerca del 70 por ciento de los recursos locales recaudados. Con el incremento del 50 por ciento recién aprobado, se espera que esta cantidad crezca en 600 millones de pesos, aproximadamente.

Originalmente dicho impuesto fue creado con la única intención de financiar obras de infraestructura en el estado, pero de acuerdo al dictamen aprobado en esta ocasión, el incremento servirá también para el pago de deuda pública y saneamiento financiero.

Argumentos a favor Desde que se dio a conocer la iniciativa que sería presentada ante la Legislatura del estado, el gobernador Javier Duarte, así como su Secretario de Finanzas declararon que con este incremento al impuesto a la nómina se homologaría la tasa con la de otros estados de la república, se incrementaría la recaudación local y también serviría para poder acceder a una mayor cantidad de recursos federales. Postura que ha sido repetida por los diputados que votaron a favor de dicho incremento.

Una vez aprobado el incremento al 3 por ciento y en respuesta a las críticas que siguen manifestando los grupos empresariales, Javier Duarte ha dicho que “el impuesto lo pagan principalmente empresarios que no son veracruzanos y que además son grandes industriales; será pagado por ricos y tendrá dirección hacia los pobres”.

De acuerdo a los nuevos lineamientos establecidos por la Secretaría de Hacienda, los estados que tengan mayor recaudación de impuestos locales también serán beneficiados con mayores recursos
de la Federación. Es decir que con este incremento el estado no solo recibirá 600 millones de pesos más, que se espera recaudar por
el impuesto a la nómina, sino que dicho incremento también hará que mayores recursos federales le sean entregados al estado.

Por otro lado, según el senador José Yunes, este incremento en la recaudación, también ayudará en la calificación c1rediticia del estado, lo que se traduce en mejores tasas de interés dentro del esquema de reestructuración de la deuda pública que tiene contemplado el gobierno estatal.

Empresarios en contra

En cuanto a la homologación, lo cierto es que actualmente son solo 7 los estados, sin incluir a Veracruz, quienes tienen una tasa del 3 por ciento sobre este impuesto, tres más aplican una tasa del 2.5 por ciento y la gran mayoría de los estados en el país mantienen una tasa del 2 por ciento.

Antes de que fuera votada en el Congreso, el presidente de la Canaco Servytur, Belgio Amaya Rizo, reiteró: “la homologación a la política federal es la de no generar más impuestos, por eso acudimos ante el Congreso, para que rechacen contundentemente esta iniciativa”.

Por su parte, José Manuel Urreta Ortega, presidente del Consejo Coordinador Empresarial, considera que, “al final de cuentas lo que va a suceder es que habrá los ajustes que siempre hay y el consumidor final será el que va a pagar por eso. Sentimos que es una falta de sensibilidad el que se pretenda hacer un aumento en estos momentos y hablo por el CCE, no personal. Esto fue consensuado y yo me debo a los 30 organismos que represento”.

La otra crítica que hacen los empresarios tiene que ver con que se haya cambiado el sentido original del impuesto a la nómina, que destinaba los recursos a la creación de infraestructura y ahora se pretende emplear para el pago de deuda pública.

En este sentido el presidente del Consejo Coordinador Empresarial manifiesta que “dicho impuesto ha funcionado en otros estados para hacer infraestructura, no para pagar gasto, no para pagar deuda, que es el problema que tenemos en Veracruz.

Los empresarios nunca hemos estado en desacuerdo de pagar impuestos, sabemos que los impuestos se tienen que pagar, lo que nos preocupa es que con el dinero que pagamos producto del esfuerzo de los empresarios se vaya a la basura, en eso no estamos de acuerdo.”

El diputado priista Ricardo Ahued Bardahuil, que votó en contra, afirma que, “se están yendo oficinas fiscales de empresas generadoras de grandes nóminas de empleos, como TAMSA que cambió oficinas fiscales a Querétaro, empresas de autos, motos, papeleras, industriales migran a Querétaro, Ciudad de México y otros estados por la gran cantidad de impuestos y auditorías que les aplica Veracruz”.

Por su parte el exdiputado federal y aspirante a la gubernatura Juan Bueno Torio, a petición de los empresarios de la zona centro del estado, dice estar explorando diferentes recursos legales para echarlo abajo.

Según el panista, “buscaremos primero encontrar elementos para ir a Derechos Humanos y promover juicio de lesividad similar al que promoví en el caso de la Ley del IPE, con el cual se echaron abajo los cuatro artículos impugnados.

También estamos analizando la presentación de los amparos con los empresarios, por no haber sido consultados para reformar el Código Financiero y lo último sería apelar a la ilegalidad de un impuesto que se cobra y no se aplica en lo que dice la ley debe ir destinado”.

De acuerdo a sus declaraciones en los últimos tres años ese monto asciende a 5 mil millones de pesos que no se ha destinado para lo que marca la Ley del Impuesto a la Nómina.

¿CUAL TRANSPARENCIA?

Ya nadie, ni los propios funcionarios del gobierno estatal, pueden negar que las finanzas del estado presentan una situación crítica, lo que aún no se ha reportado y hecho público es dónde se ha gastado todo el dinero.

Se sabe que los costos de la deuda adquirida por la pasada y presente administración acaparan cada vez más de los recursos disponibles, también se sabe que el gasto corriente necesario para mantener a la burocracia del estado es muy pesado. Pero qué pasa cuando la ley establece que los recursos captados por un impuesto como el que se acaba de incrementar, tienen que ser usados para obras de infraestructura y éstas no se conocen o cuando menos no corresponden con la cantidad de recursos supuestamente captados.

¿Dónde está ese dinero? Dónde están las obras de infraestructura y cuánto han costado?

Hasta el momento ha resultado imposible conocer estos datos. Lamentable que en nuestro país no se pueda saber a ciencia cierta cómo se usan los recursos públicos.

Tan complicado resulta que el diputado del PAN, Julen Remetería ha interpuesto un recurso ante el Instituto Veracruzano de Acceso a la Información, para obtener los documentos que permitan entender cuánto se ha recaudado y dónde ha quedado ese dinero. Se trató de confirmar con el representante panista, si finalmente habría obtenido una respuesta satisfactoria por el recurso presentado ante el IVAI, pero no logramos que en su oficina nos dieran respuesta.

De acuerdo al expediente IVAIREV/ 523/2015/II, correspondiente al 13 de mayo del 2015, que se puede consultar en el siguiente link http://www.ivai.org.mx/resoluciones/2015/ IVAI-REV-523-2015-II.pdf. El IVAI, en respuesta al recurso de revisión interpuesto, en contra del Fideicomiso Público de Administración del Impuesto Sobre Erogaciones por Remuneraciones al Trabajo Personal (FPAISERTP), da cuenta que el seis de marzo del 2015, el panista requirió:

“…1.-Comprobantes mensuales que acrediten las cantidades netas del impuesto recaudado y pagado a SEFIPLAN (Secretaría de Finanzas y Planeación del Estado de Veracruz de Ignacio de la Llave) por los causantes del Impuesto

Sobre Erogaciones por Remuneraciones al Trabajo Personal, relativo a los años fiscales 2010, 2011, 2012, 2013, 2014, dato que requiero me sea remitido en copia simple.

2.- Comprobantes mensuales de depósitos o transferencias, relativos a los años fiscales 2010, 2011, 2012, 2013, 2014, por parte de SEFIPLAN. Para con el fideicomiso Público de Administración del Impuesto sobre Erogaciones por Remuneraciones al Trabajo Personal, datos de la institución bancaria de donde se realizó la transferencia o pago, número de cuenta bancaria, fecha de los pagos y datos de la cuenta receptora del pago.

Información que requiero me sea remitida en copia simple.

3.- Estados de cuenta bancaria y fiscal del fideicomiso Público de Administración del Impuesto sobre Erogaciones por Remuneraciones al Trabajo Personal, donde se reflejen los pagos realizados por SEFIPLAN relativo a los años 2010, 2011, 2012, 2013, 2014, las fechas y montos por la recaudación, pago y transferencia del impuesto estatal sobre Erogaciones por Remuneraciones al Trabajo Personal. Información que
requiero me sea remitida en copia simple…”

Del expediente del IVAI se entiende que el Fideicomiso, en respuesta a la primer solicitud de información, no la entrega y da como argumentos para no hacerlo que: “la información solicitada no se encuentra en su poder, que este ente no es titular de la información solicitada, o que se trata de información reservada que no podrá ser difundida máxime que el contenido de los documentos solicitados contiene información cuya difusión puede poner en peligro o dañar la estabilidad financiera o económica estatal.”

En respuesta a estos argumentos el IVAI resuelve que efectivamente, en referencia a los dos primeros puntos (comprobantes que acrediten las cantidades del impuesto recaudado y pagado; y los comprobantes mensuales de depósitos o transferencias), esta “no es información que genere, resguarde o posea por algún motivo el Sujeto Obligado en estudio ya que es parte de los actos que realiza el fideicomitente en lo individual, sin que sean actos propios del Fideicomiso, de ahí que debe confirmarse el que no se entregue la citada información.” Sin embargo el IVAI señala que la obligación recae en la SEFIPLAN para entrega dicha información.

Por lo que toca al punto 3, sobre los estados de cuenta bancaria y fiscal del Fideicomiso, donde se reflejen los pagos realizados por SEFIPLAN relativo a los mismos años, y que el Fideicomiso, ha clasificado como reservada, el IVAI en su resolución no lo considera procedentes ya que: ¨Los estados de cuenta solicitados contienen información relativa a la administración pública, cuyo interés público de conocerla es mayor al de la reserva, por lo que deberá entregarse esta información en una versión pública”.

Comité Técnico, verdades ocultas

A través de internet, se puede acceder a una página que pertenece al gobierno del estado, donde se presenta información sobre este Fideicomiso Público. De acuerdo a lo publicado en esta página, el Comité Técnico está integrado por representantes del gobierno estatal, del Congreso del estado, alcaldes y miembros de la clase empresarial.

El presidente del Comité Técnico es el gobernador del estado y el Vocal Ejecutivo actualmente es el licenciado Gustavo Sousa Escamilla. Cuatro diputados del Congreso estatal forman parte del comité, tres de ellos pertenecen al PRI, el único de oposición es Jesús Alberto Velázquez Flores del PRD. Además de 11 presidentes municipales, la mayoría emanados del PRI, con la excepción de Octavio Ruiz Barroso, alcalde de Alvarado, quien ganó la alcaldía por parte del PRD, aunque recientemente pasó a las filas del tricolor, y Omar Cruz Reyes de Medellín de extracción panista, desaforado recientemente tras ser acusado por la Fiscalía General del estado por el probable homicidio de un periodista de su municipio.

Por parte del sector privado son 13 los integrantes y pertenecen a diferentes organismos empresariales y regiones del estado. En el área de transparencia de la misma página, se puede leer entre otras cosas el contrato del Fideicomiso, las bases de su creación así como las diferentes modificaciones que se le han venido haciendo a través de los años desde su creación. También se presentan las Actas del Comité Técnico, desde el año 2009 hasta el 2014. Son cuatro actas cada año que dan cuenta de la orden del día, así como los diversos acuerdos del Comité Técnico. De acuerdo a dichas actas en cada sesión se presentan diversos informes. El Informe de la SEFIPLAN donde se presenta lo recaudado en cada periodo, el informe del Fiduciario que en este caso es el banco BANORTE, un informe de la Comisión Ejecutiva y un Informe de la Vocalía Ejecutiva. Al contenido de dichos informes no se puede acceder a través de esta página. Eso sí, se pueden conocer los diferentes acuerdos, donde se muestran los presupuestos y cantidades asignadas a las diferentes Secretarías del estado para la realización de obras de infraestructura.

Sin embargo aún sumando todos los montos asignados para las diversas obras en estos acuerdos, no representan el total de lo que se conoce como recaudado cada año. Por ejemplo, de acuerdo al Acta de la Cuarta Sesión Ordinaria del Ejercicio 2014, celebrada el 15 de diciembre en la Torre Financiera de Banamex, en Boca del Rio, que se puede consultar en el siguiente link: http://www.veracruzconstruye.gob.
mx/wp-content/uploads/2015/08/4a- SESION-2014.pdf, en el Acuerdo FPAISN CT 025/15/12/14 “El Comité Técnico se da por informado y aprueba tanto en lo general como en lo particular el cierre de programas
de Obras y Acciones 2014”, abajo aparece un recuadro con la relación de obras, que registra los montos autorizados, los montos
ejercidos, a qué dependencia se le entregaron los recursos y para que obras.

Del gran total reportado en el 2014, suma $375,949,895.11 millones de pesos. Una suma que resulta inferior a lo que se ha dicho se recauda con el impuesto a la nómina que es alrededor de los mil 600 millones de pesos.

Alto costo político

Al final lo más probable es que los empresarios a partir del 2016, paguen el 3 por ciento del Impuesto a la Nómina, un costo que como bien lo dice el presidente del Consejo Coordinador Empresarial, terminará siendo pagado por los consumidores. Los empresarios pagarán este impuesto, pero también buscarán la manera de cobrarse esta afrenta y han comenzado a hacerlo mediante desplegados donde exhiben a los diputados locales que aprobaron dicho impuesto.

El gobierno del estado tendrá acceso a mayores recursos de la federación y es muy probable que los recursos del impuesto a la nómina, se pondrán en garantía para reestructurar la deuda existente.

Con estas medidas se podrá patear el bote una año más y que los problemas de la deuda los tenga que resolver el próximo gobierno. Los costos que tendrá que pagar el gobierno actual serán más bien políticos.

Con esta medida recién aprobada no solo se ha enfrentado con la clase empresarial del estado, sino que le ha dado aún más argumentos a la oposición para atacar a su gobierno y complicado significativamente la posibilidad de que el próximo gobernador provenga de su propio partido.

Sin proponérselo está logrando que todos, incluidos los más fuertes precandidatos del PRI, se unan en su contra.

Si las pasadas elecciones que se celebraron en otros estados para renovar gubernaturas se toman como parámetro de lo que presenciaremos el 2016 en el estado, se prevé que conforme se acerque la elección los ataques irán en aumento, las denuncias por corrupción y malos manejos financieros serán de los temas más relevantes durante las campañas. La opacidad con que se han manejado los recursos del Fideicomiso del Impuesto a la Nómina, seguirá siendo una factura pendiente por pagar para el actual gobierno.

Es muy probable que como se dice coloquialmente, resulte más caro el cal

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO