Exceptuando a Cuitláhuac García, quién pudiera ser el candidato del MORENA, y al posible candidato independiente, Elias Miguel Moreno Brizuela, que cuestionan por igual las políticas de la federación y del estado, los demás prospectos de candidato a gobernador en Veracruz que podrían postularse por la oposición política mantienen sólo su condición de disidencia frente al gobierno de Javier Duarte, al menos públicamente no se les conoce alguna expresión critica o cuestionamiento a los resultados del gobierno federal de Enrique Peña Nieto.

Miguel Ángel Yunes Linares y Juan Bueno Torio del PAN mantienen fuertes críticas al gobierno estatal, pero de las políticas del gobierno federal nunca se ocupan. Incluso si se concediera rango de disidentes a los dos senadores del PRI, José Yunes Zorrilla y Héctor Yunes Landa que continuamente han expresado críticas a las decisiones de su compañero de partido y gobernador del estado, nos encontraríamos que sus posturas son más bien de acompañamiento del presidente Peña Nieto.