2113428w620España vive una vez más un momento de quiebre ante la voluntad catalana de formar una república independiente. Pese a que la oposición liderada por el gobierno de Mariano Rajoy intentó armar un pacto para frenar la iniciativa y trabajar coordinadamente “en defensa de la Constitución, la unidad nacional, la soberanía y la igualdad de los españoles”; hoy el Parlamento de Cataluña decidió tramitar la resolución a favor de la independencia para esta región del noreste de España.

La resolución, pactada por Junts pel Sí (Juntos por el sí) y los independentistas radicales de la CUP, podría votarse el próximo día 9, según anunció la presidenta de la cámara regional, Carme Forcadell.

El texto contempla la “desconexión democrática” de Cataluña con respecto de España, y prevé que en un plazo máximo de treinta días empiece la tramitación de las “leyes de proceso constituyente, de seguridad social y de hacienda pública”, que pongan las bases del hipotético estado catalán.

La fecha de la aprobación de la resolución coincide con el día previsto para el debate de investidura del nuevo presidente del Gobierno catalán, tras las elecciones de 27 de septiembre.

Junts pel Sí, que obtuvo en esos comicios 62 de los 135 escaños del Parlamento regional, no cuenta con mayoría suficiente, por lo que necesitaría del apoyo de los 10 diputados de la CUP para conseguir la investidura del nuevo jefe del ejecutivo regional.

La votación de la resolución daría satisfacción a una demanda de este partido secesionista y se votaría antes de la investidura, para la que Junts pel Sí necesitaría el apoyo de los diez diputados de esa izquierda radical que, sin embargo, no han garantizado el respaldo al candidato y actual presidente regional, Artur Mas.

Los grupos de oposición están inmersos en una serie de iniciativas para dificultar este proceso independentista, entre ellas la petición de amparo al Tribunal Constitucional español por el trámite iniciado hoy, tal como anunciaron Ciudadanos (centro liberal), el Partido Popular(PP, centroderecha) y los socialistas catalanes (PSC), según informa la agencia EFE.

La estrategia de Rajoy

También hoy, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy , se contactó con diferentes líderes políticos para abordar el desafío soberanista catalán y se reunió con el dirigente de la nacionalista Unió Democrática de Catalunya (UDC), Josep Antoni Duran Lleida.

Tras el encuentro, Duran Lleida garantizó que su partido siempre defenderá la legalidad y se mostrará en contra de cualquier tipo de “desobediencia” frente al Estado, pero al mismo tiempo dijo que no quiere estar en ningún “frente” de partidos contra la independencia.

Ver esta información en:

http://www.lanacion.com.ar/1842252-el-parlamento-catalan-impulsa-la-resolucion-independentista-para-el-9-de-noviembre