Místicos y Terrenales
Por Marco Antonio Aguirre Rodríguez
04 de noviembre de 2015
  • Un candidato que sí pueda ganar

  • La UV sigue esperando que le paguen

Pepe Yunes se planta ante las criticas y el reclamo y asienta:

  1. Hay respeto a la persona de Javier Duarte y su investidura, pero no coincidencia
  2. Hay una marcada distancia, respetuosa, pero total.
  3. La agenda de la dirigencia del PRI es defender a ultranza la posición y la persona del gobernador.
  4. La agenda de la corriente política de Pepe Yunes, es defender a ultranza los intereses de Veracruz y de los veracruzanos.
  5. Disposición a reunirse con Alberto Silva, pero con la visión de que son corrientes distintas.
  6. Aspira a ser candidato a gobernador, pero no a cualquier precio
  7. No busca ser candidato independiente ni ir por otro partido.
  8. En lugar de hablar de un candidato de unidad, pide unidad en torno al candidato que tengas las mayores posibilidades de ganar, de acuerdo con las encuestas.
  9. No a más deuda
  10. Veracruz tiene un problema financiero que lo puede llevar al colapso.

A Pepe Yunes ya le estaban encaminando versiones de ya hablaba de “respeto total al gobernador” en el sentido de que abandonaría el señalar las discrepancias que tiene con el ejecutivo del estado en cuanto a la forma de llevar el gobierno estatal.

José Francisco Yunes Zorilla, para comenzar, se reitera priista, pero también menciona que tiene “una marcada distancia, respetuosa, pero total, con la dirigencia (del PRI) en el estado y con la expresión política que encabeza el gobernador Javier Duarte”.

Alberto Silva dijo días atrás que estaba dispuesto a apoyar a los senadores del PRI que buscan la candidatura al gobierno del estado, Héctor y José Yunes, pero pidió respeto para el gobernador.

Pepe Yunes de inmediato dijo, y lo hizo “para atajar cualquier tipo de especulación” que se le respeta en lo personal al gobernador y en términos de su investidura.

Más aclara, que sin faltarle al respeto, también hay “una definición total y completamente distinta a la corriente que ellos representan”.

“En términos del partido queda claro que la agenda de la dirigencia es defender a ultranza la posición y la persona del gobernador del estado. La postura de la expresión en la que militó dentro del partido es defender a ultranza los intereses de Veracruz y de los veracruzanos y una propuesta que nos de en términos de vialidad crecimiento y desarrollo económico”.

Insiste en que la distancia con respecto al gobierno del estado, “que siempre ha sido respetuosa, pero que ha sido frontal, precisa y puntual”, tiene que ver principalmente con el manejo administrativo, económico y financiero.

Esto no es agenda de noviembre, afirma, remarcando que esto “no es nuevo, es una posición que he sostenido desde hace prácticamente más de año y medio y que tiene antecedentes hasta de más tiempo”.

Pepe Yunes, con animo de construir, se dice dispuesto a reunirse con Alberto Silva, “las veces que sean necesarias”, porque se tiene que dialogar.

“La premisa fundamental del partido es dejar en claro que es la mejor oferta política para Veracruz, nada más que la sociedad debe entender que al interior del PRI conviven distintas expresiones, con distintas motivaciones, con distintos soportes en términos de argumentación, de interpretación del quehacer publico y político. En ese sentido ellos (el grupo en el poder en el estado) representan dentro del PRI una forma distinta de hacer política…”

Enseguida remarca que él y su corriente representan “… una forma diferente de hacer política, mucho más comprometida con la sociedad, con mayor cercanía, y evidentemente haciendo propias las demandas y los anhelos de superación de muchos sectores productivos de la sociedad”.

Pepe Yunes no cancela la presunción de unidad que hoy se reclama y apunta que esto, la unidad, “debe fortalecer al partido en cualquier momento y más frente a los plazos electorales que sabemos que están muy cercanos”.

Precisamente con esa visión puesta en el 2016 acepta que “sí aspiraa la candidatura para la gubernatura de Veracruz, pero puntualiza que esto no es “a cualquier costo”, lo que incluye el no amenazar con ir por otro partido o como candidato independiente, ni siquiera insinuándolo o dejando correr el rumor.

Pepe Yunes remarca que quiere ser candidato, más “no bajo cualquier circunstancia”, aunque si atendiendo el escenario político que se percibe en el estado, “y para eso estoy esperando los lineamientos del PRI que tendrán que definirse expresamente en su convocatoria, y tendré que valorar el tema circunstancial, el entorno, para que esta candidatura pueda aglutinar un respaldo, un soporte, que pueda significar un cambio para el estado de Veracruz en beneficio de los veracruzanos, para resolver los problemas económicos, darle estabilidad política, ganarle terreno a la inseguridad y que sea en torno al PRI”.

Y en ese sentido, ante el apunte de sacar un candidato de unidad, precisa estar de acuerdo en que la unidad debe darse, pero… en torno al candidato que este mejor posicionado para ganar, conforme a los resultados de las encuestas.

¿Qué caso tiene forzar un candidato de unidad (supuesto o real) si no tendrá posibilidades de ganar las elecciones?.

Porque además, y eso es algo evidente, mientras mejor imagen tenga el candidato a gobernador, mejores posibilidades existen de que los candidatos a diputados tengan una buena votación.

Lógico es que para ser candidato deberá dejar la senaduría, pero eso lo hará “en cuanto este definido que estoy en la candidatura del 2016”, no antes.

También sale al paso de las versiones que afirman que Manlio Fabio Beltrones ya le entregó la candidatura al gobierno del estado al grupo que está en el poder y señala que se ha reunido en diversas ocasiones con el dirigente nacional del PRI.

Y de esas reuniones lo evidente es que Pepe Yunes sigue con posibilidades –amplias, incluso- de ser candidato al gobierno de Veracruz.

Pepe Yunes también insiste en que no se debe generar más deuda para Veracruz, porque en la entidad ya existe un problema financiero que puede llevar al colapso a la administración local.

José Yunes se dice listo para ser el candidato del PRI al gobierno del estado, pero también sabe que aún falta camino por recorrer.

De llegar a ser el gran místico de Veracruz, de entrada presenta una propuesta muy distinta a como se llevan las riendas del gobierno del estado hoy.

LA UNIVERSIDAD VERACRUZANA Y LO QUE LE DEBEN. La rectora de la Universidad Veracruzana, Sara Ladrón de Guevara, se mostró preocupada porque aún no le pagan a la institución lo que el gobierno del estado le debe, lo que ha provocado que se tengan deudas a su vez con diferentes proveedores, incluyendo médicos que dan el servicio de salud a los trabajadores de la institución, además de prestaciones a los sindicatos.

A la fecha, sólo se tienen recursos para pagar la nómina, pero ni un peso más.

La situación también es preocupante para los rectores de universidades e instituciones de educación publica superior de otros puntos del país ante la posibilidad de que el mal ejemplo cunda.

Javier Duarte tiene una deuda pendiente con la Universidad Veracruzana.

Y muchos ojos observan que la cumpla, tanto aquí como en el altiplano.

¿Cuánto tardará en cubrirla?