Después de visitar Kenia y Uganda, llegó líder de la iglesia católica, el Papa Francisco, hasta la República Centroafricana, país cuya población se divide entre cristianos y musulmanes y cuya confrontación arroja ya miles de muertos. El pontífice anticipó en su cuenta de twitter “Vengo a la República Centroafricana como peregrino de la paz, y me presento como un apóstol de la esperanza”

Esta gira por África que ha incluido estancias en la república Centroafricana, Kenia y Uganda ha sido definida como altamente riesgosa debido a los conflictos ínter religiosos y necesaria por la situación de la población católica de estos países que no sólo enfrentan conflictos políticos, sino además un asentamiento de la pobreza y la multiplicación de miles de desplazados que huyen de las zonas de conflicto y de exterminio.