Ya son pocos los funcionarios del grupo compacto del gobernador Javier Duarte que aún no gozan de la protección del fuero constitucional, lo cual se ha convertido en una necesidad fundamental dadas las adversas condiciones que se pudieran presentar en caso de que la rendición de cuentas los pudiera alcanzar.

A ello obedece la urgencia que tienen el actual secretario del trabajo Gabriel Deantes, Vicente Benitez oficial mayor en la Secretaria de Educación y Francisco Valencia director de la Comisión de Agua del estado, por lograr la nominación a una diputación ya sea a través del PRI o por el partido que sea.