trata_800-movilRedacción- 2015-11-0909:21:23- Personal de la Procuraduría capitalina ha logrado rescatar en lo que va del año entre 200 y 400 víctimas del delito de trata de personas en su modalidad de explotación sexual por prostitución en la capital del País y se ha logrado consignar a más de 290 presuntos responsables por este ilícito en el mismo periodo.

Así lo aseguró en conferencia de prensa, la titular de la Fiscalía Central de Investigación para la Atención de Delito de Trata de Personas, de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF), Juana Camila Bautista Rebollar, luego de dar a conocer la consignación de tres probables responsables y el rescate de nueve víctimas.

Asimismo, la funcionaria de la procuraduría capitalina destacó que la delegación Cuauhtémoc es la demarcación donde se ha observado una mayor incidencia de este delito.

Caen responsables

En conferencia, Bautista Rebollar señaló que personal ministerial de la Fiscalía a su cargo en coordinación con elementos de la Policía Federal, logró detener a tres probables responsables de explotación sexual en un establecimiento de la Colonia La Joya, delegación Tlalpan, operativo en que también fueron rescatadas nueve mujeres víctimas de trata.

Luego de realizar las investigaciones pertinentes, los imputados fueron consignados al Reclusorio Preventivo Oriente y puestos a disposición del Juez en turno, por el delito de trata de personas en su modalidad de explotación sexual por prostitución.

En este caso, las ofendidas identificaron a Juan Manuel Quezada Alcaraz, Eduardo Antonio Pacheco Ramos y Juan Gabriel Martínez Alegría como los sujetos que les ofrecían un contrato para bailar en el establecimiento, donde también debían dar servicios sexuales a los clientes y cobrarles una cuota que entregaban a los inculpados.

Por lo anterior, a las agraviadas se les practicaron evaluaciones médicas y psicológicas que determinaron que sufren afectaciones por estos hechos. Tráfico de drogas Además, a Pacheco Ramos se le hallaron nueve envoltorios que contenían polvo blanco, el cual al ser analizado por la Dirección General de Servicios Periciales se determinó que era heroína.

La fiscal resaltó que comúnmente este delito se conoce por denuncias anónimas, porque es un delito complicado, ya que las víctimas no se asumen como tal y no van presentarse a la barandilla de la fiscalía a denunciar que son víctimas de trata.

“Lamentablemente ellas siempre están aterradas, atemorizadas para denunciar a su tratante, a explotador, porque las tienen amenazadas o porque algunos de ellos les han dicho que si no se retractan en el juzgado las van a boletinar y en ningún lado van a volver a encontrar esa actividad que vienen desarrollando, porque para ellas ya es un modo de vida”, agregó.

Agencias/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO