Mole De Gente
Por Virginia Durán Campollo
10 de noviembre de 2015

Debemos alejarnos del tema político para entrar a la dinámica ciudadana. Finalmente los políticos, lo sabemos, tienen sus propios intereses y sus vanos discursos que nadie quiere ni entiende. Debe la opinión pública, fortalecerse en la unidad. La responsabilidad de no ser simples espectadores, sino participantes. Tener conciencia, ejercer sus derechos, no permitir la desazón pues sí hay mujeres y hombres buenos, comprometidos que luchan por la mejoría, en la vida de sus semejantes. Observadores ciudadanos, que no deben perder de vista que hay leyes, que los gobernantes no ejercen porque no les interesa pero que el pueblo puede exigir. No pueden los diferentes actores sociales locales, tener acercamiento con personas amorales, corruptas, ineptas, violentas. El recibir en grupos a candidatos, supuestos defensores de nuestros derechos, que buscan diputaciones, senadurías o la gubernatura. Muy mal le ha ido a los veracruzanos con el fidelismo y sus secuelas, de la impía imposición de la que fuimos objeto. No hay que permitirlo. Hay que responsabilizar aquellos, que dan cobijo- medios de comunicación, empresarios, asociaciones, sectores populares, etc.- y se prestan al show mediático, con intereses de grupo. No permitir que presidentes de asociaciones de vecinos, les lleven con tal o cual personaje sólo por los beneficios que pueden obtener. No podemos seguir quejándonos, si somos lacios y no exigimos el cambio de actitudes y valores de quienes serán los próximos gobernantes. Veracruz esta en el abismo. Le abate su realidad. Lejano al gobierno federal que no le auxilia y ausente de un gobernador que administra, según, a través de los medios de comunicación afines. *** Hay que exigir respeto a quienes se prestan a juegos maquiavélicos por la paga y por intereses mezquinos, olvidan la seriedad de su deber. Los que sin ninguna posibilidad, pretenden enlistarse para candidatos a gobernadores como si fuera un juego. Pretensiosos, apuestan a la desmemoria. Alberto Silva y Erick Lagos son un ejemplo, pero suman a casi una veintena más. Lo hacen, trasciende, para vender favores posteriores. Tratan de encartarse, para después negociar con posiciones menores. Lo hemos visto con algunos candidatos de oposición, que en cada elección se lanzan, alborotan y finalmente se venden. Están focalizados. Lo que pasa en México es muy grave y en el estado de Veracruz aún más. Nos han robado, esclavizado, secuestrado, empobrecido y, por lo menos, hay que exigirles respeto. El ambiente está enrarecido. Si hay voluntad política, se puede. Solicitaríamos al gobernador Javier Duarte frene ansias de novilleros, que sólo abonan a la descomposición. Es el último tramo de su administración. Debe reflexionar y no dejarse llevar por “los sastres” que le venden supuestas ideas inteligentes, que resulta lo contrario y le suman maledicencias. En unos días, pronto se sabrá quién es el candidato a la gubernatura y en ese momento, se quiera o no, habrá vivas para el nuevo rey y tendrá que ceder el paso a su sucesor. Ya es muy difícil poder cambiar la imagen negativa que predominó en su mandato, manejada con ineptitud y desconocimientos básicos del área, pero algo se puede rescatar. No es saturar a los medios de comunicación afines, con boletines de prensa y reunirse con diferentes sectores sociales, de aparente cobijo, que sólo es para la foto. Frene las ambiciones porque, finalmente, ya se dará cuenta de quiénes fueron realmente sus amigos. *** El contador Juan Carlos Molina Palacios, presidente de la Liga de Comunidades Agrarias y Sindicatos Campesinos de la CNC Veracruz, llama la atención por su discurso que se antoja sincero. Un hombre del campo, con intereses concretos de bienestar para los campesinos veracruzanos. En sólo mes y medio de haber tomado posesión, la actividad es dinámica y ya logró gestionar concesiones de transporte a ejidos veracruzanos, por ejemplo, para los tres mil 700 del estado. Un ritmo de trabajo que no le permite estar en la oficina, pues su preocupación es el trabajo de campo. Su poder de convocatoria es interesante, pues logra reunir hasta 25 mil campesinos, que no acarreados. Lo hizo en el marco de la entrega de apoyos, para el cultivo de maíz en 50 mil hectáreas. Sangre nueva, con ideas progresistas. *** “Veracruz requiere ser sacado de la terapia intensiva en que esta; afortunadamente no está agonizando, porque no lo vamos a permitir los veracruzanos, pero si hay una enfermedad grave pero curable: vamos a meterle la medicina “carcelaria” a esa enfermedad”, se compromete el senador Héctor Yunes Landa. *** Y para las agruras del mole…usted sabrá qué tomar. Hasta la próxima.