La fiscalía anticorrupción del estado de Sonora tiene en la mira al ex gobernador Guillermo Padrés Elias, sobre quien pesan acusaciones de enriquecimiento ilícito, además de la famosa construcción de una presa en terrenos de su propiedad con recursos públicos.

Esta fiscalía creada por el actual gobierno del estado ,ha tomado declaración a John Swanson Moreno, quien fuera jefe de la oficina del ex gobernador Guillermo Padrés, y que es señalado de solicitar un porcentaje a cambio de que el gobierno liquidará los adeudos acumulados del estado con proveedores; también citó a declarar a Roberto Romero, ex Secretario de Gobierno, mano derecha de Padrés Elías, y su esposa Mónica Robles, ex Diputada local, señalados por presunto enriquecimiento ilícito y desvío de recursos públicos.