Este día el senador José Yunes Zorrilla rinde su informe anual de labores, lo hace después de organizar una reunión-comida entre la cúpula política priista de la entidad con la presencia del dirigente nacional del PRI. El propósito fundamental de ese convivio fue el de bajarle decibeles a la tendencia divisionista que se vive al interior de este partido; todo iba bien, así lo mostraban las apariencias pero la inesperada, ¿irreflexiva? frase de Beltrones al senador Héctor Yunes: “felicidades Héctor” sembró la inquietud entre quienes no cuentan con la información de fondo de cuanto ocurrió entre bastidores. Ese aparente desliz obligó a Héctor Yunes a aclarar posiciones y con la lectura entre líneas de lo que exprese este día Pepe Yunes podría ayudar a esclarecer el escenario para enfriar los ánimos “destapistas”.