A11

Redacción- 2015-11-1709:24:27- Francia obtuvo este martes el respaldo “unánime” de sus socios de la Unión Europea a su pedido de asistencia militar en la lucha contra la organización Estado Islámico en Irak y Siria, pero también en los teatros de operación en Africa, cuatro días después de los mortíferos atentados de París.

“Francia pidió ayuda y asistencia” y “la UE, a través de la voz de todos los Estados miembros, expresó de manera unánime su total respaldo”, dijo la jefa de la diplomacia europea Federica Mogherini en una conferencia de prensa conjunta en Bruselas con el ministro de Defensa francés, Jean-Yves Le Drian.

Este apoyo “es un acto político de gran importancia”, dijo Le Drian.

El ministro francés y la jefa de la diplomacia europea participan este martes de una reunión de ministros de Defensa en Bruselas, pocos días después de los atentados reivindicados por la organización Estado Islámico el viernes pasado que dejaron 129 muertos y más de 300 heridos en París.

En esta reunión, Francia pidió un apoyo de los demás países del bloque en la lucha contra la organización Estado Islámico (EI) en Irak y Siria y en operaciones militares exteriores, sobre todo en África.

Desde los atentados del viernes, París lanzó importantes bombardeos en el feudo de EI en Raqa (Siria) y el portaaviones Charles de Gaulle zarpará el jueves con 26 cazabombarderos a bordo hacia el Mediterráneo Oriental para “intensificar” las operaciones en Siria e Irak.

Las tropas francesas también participan desde hace años en diferentes operaciones en Africa en la lucha contra los grupos yihadistas, en particular en la banda del sahelo-sahariana que abarca zonas de Mauritania, Malí, Níger, Chad y Burkina-Faso.

París también decidió el despliegue de una fuerza en República Centroafricana para “evitar una catástrofe humanitaria”.

Francia “no puede sola”

“Francia no puede estar en todos lados al mismo tiempo”, dijo Le Drian precisando que mantendría “reuniones técnicas” con sus 27 homólogos.

El presidente francés François Hollande adelantó ayer lunes en un discurso ante los parlamentarios que pediría ayuda a sus socios de la UE, invocando el artículo 42-7 de la Unión Europea.

Esta es la primera vez que se invoca este artículo, similar al artículo 5 de la OTAN, en el cual se amparó Estados Unidos luego de los atentados del 11 de septiembre de 2001 para que la Alianza atlántica interviniera en Afganistán.

El recurso a ese artículo “tiene un alcance simbólico”, confió otra fuente del entorno del ministro.

“Los países de la UE podrían así participar más concretamente en la lucha contra el terrorismo, aunque sea ofreciendo una contribución al Ejército francés en los escenarios en los que está desplegado”, añadió.

Las contribuciones podrían “darse en forma de aviones de transporte, aprovisionamiento, armamento” y todo lo que permita “compartir el esfuerzo militar”, teniendo en cuenta que una intensificación de la acción en Siria podría obligar a Francia a reducir su presencia en otros teatros de intervención, dijo la fuente.

Este “esfuerzo militar” hará que Francia no respete los criterios fijados por la UE sobre el déficit público.

El primer ministro francés, Manuel Valls, confirmó este martes que los compromisos fiscales de Francia, que preveían un regreso al 3 por ciento de déficit público para 2017, no serán cumplidos por los recursos inéditos que el gobierno destinará a la policía, la gendarmería y los servicios de inteligencia decididos luego de los atentados.

“Debemos dar todos los medios (…) a la policía, a la gendarmería así como a los servicios de inteligencia”, dijo el primer ministro en declaraciones a la radio francesa France Inter.

Los compromisos fiscales de Francia “no se cumplirán. Debemos asumirlo y Europa debe comprender”

AgenciaAFP/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO