Economía y sociedad
Por Hilario Barcelata Chávez
10 de noviembre de 2015

Veracruz sufre de un gobierno obeso, costoso e inútil. La enorme y onerosa burocracia compuesta por 182,000 trabajadores le cuesta a los veracruzanos anualmente 54,331 millones de pesos (mdp).

Para medir con precisión el peso de la brutal carga financiera de este regordete gobierno, he calculado el “Índice de Costo burocrático” que permite conocer la proporción del gasto total que el gobierno destina al pago de servicios personales, que es la partida presupuestal con que se identifica el gasto en salarios a la burocracia. Este índice es de 55.3%, lo cual significa que el gobierno de Veracruz gasta más de la mitad de su presupuesto en el sostenimiento de la burocracia. Con mayor precisión puede observarse que la administración pública centralizada (Secretarías) es en donde existe un mayor costo burocrático pues en esta área del gobierno el índice es de 67.5%, es decir, más de dos tercios de su presupuesto se destina al pago de burócratas, en tanto que en los Organismos Públicos Descentralizados (OPD´s) es de 39%, inferior pero aún así sumamente elevado.

foto1

Al realizar un análisis por el tipo de actividad que realiza el personal del gobierno se observa que existen 128 mil profesores, 28,000 personas pertenecientes al personal médico, 11,422 policías de diverso rango y cerca de 14,000 personas realizando trabajo administrativo.

En un análisis por dependencia se puede observar que el 97% del total del gastos en servicios personales se concentra en 19 dependencias públicas donde destacan la Secretaría de Educación con un gasto en este rubro por 33,372 mdp, Servicios de Salud de Veracruz con 10,899 mdp, la Secretaría de Seguridad Pública con 2,730 mdp, el COBAEV con 1,035 MDP, la CAEV con 872 mdp, el IPAX con 746 mdp, la SEFIPLAN con 701 mdp y la Secretaría de Gobierno con 403 mdp.

foto1

Estos montos tan elevados de gasto en servicios personales son resultado el enorme tamaño de la burocracia en Veracruz, la cual suma un total de 182 mil empleados los cuales se reparten de manera desigual entre las distintas dependencias concentrándose primordialmente en tres áreas: educación con 128 mil personas (69% del total) Servicios de Salud con 25,204 (13.6%) y Seguridad Pública con 13,565 personas (7.3%). Es decir en estas tres áreas se concentra el 92% del total de empleados del gobierno estatal. Otras áreas con una gran cantidad de personal son: SEFIPLAN con 2,785, Secretaría de Gobierno con 1,834, DIF con 1,010 personas, SIOP con 834, CAEV con 509 y la Contraloría con 508 empleados.

Es importante destacar que dentro del personal que trabaja para el gobierno estatal existe una “élite burocrática” que ha venido creciendo en tamaño y en el monto de los salarios que absorbe, y está compuesta por 1,453 funcionarios de mandos medios y superiores, sin considerar los funcionarios de este nivel que se encuentran adscritos a los organismos públicos descentralizados. El grupo lo encabeza el gobernador del estado que de acuerdo al “Catálogo de puestos” del gobierno estatal percibe un salario neto mensual de 74,938 pesos (899,256 pesos anuales). Le siguen 20 secretarios y personal de similar nivel con un sueldo neto mensual de 60,450 pesos cada uno de ellos, lo que en conjunto representa una erogación de 14 millones 529 mil pesos al año. Asimismo hay 26 subsecretarios y similares con un salario de 52,274 pesos mensuales (un gasto de 16 millones 309 mil pesos anuales). Le siguen unos 103 directores generales y similares con un salario de 50,274 (una erogación de 62 millones 138 mil pesos anual). De igual forma hay 28 directores de área y 39 Coordinadores y similares con salario de 40,476 (un gasto de 32 millones 542 pesos anuales). Hay también 173 subdirectores y similares percibiendo un salario de 34,575 (en conjunto un gasto de 71 millones 777 mil pesos anuales) Le siguen 509 jefes de oficina y similares que ganan 27,325 pesos al mes que en conjunto suman un total de 121 millones 18 mil pesos anuales. En la base de esta pirámide elitista están 555 jefes de departamento y similares con un salario neto mensual de 19,813 peso, lo cual representa un gasto de 181 millones 894 mil pesos. En total, al año esta élite burocrática le cuesta a los veracruzanos un monto de 380 millones 182 mil pesos.

foto2

Es importante mencionar que la estructura de la burocracia de Veracruz está concentrada en personal contratado para atender áreas muy específicas como es la educación donde hay un total de 128,000 profesores y en el área de los servicios médicos públicos donde se concentra un total de 28,000 médicos, enfermeras, técnicos, etcétera. Asimismo en el área de la seguridad existe 11,422 policías y mandos policiacos y 14,000 personas componen la burocracia dedicada a actividades administrativas.

foto3

A pesar del tamaño excesivo de la burocracia y de su marcada presencia en ámbitos del desarrollo social, su impacto en el desarrollo de Veracruz es sumamente mediocre, según se puede concluir al analizar los indicadores que expresan la situación que priva en el estado en materia de educación, salud y seguridad.

Así, a pesar de que en Veracruz hay 120,00 profesores y el gasto para el sostenimiento de esta plantilla es de 33,372 mdp el “nivel de educación” medido por el porcentaje de la PEA de 15 años y más que cuenta con al menos educación media superior es de 35%, un valor que ubica a Veracruz en el lugar 25º entre los estados de peor desempeño. De igual modo el “Índice de habilidades de los estudiantes” que es la medida en que los alumnos de 15 años cerca del final de la educación secundaria han adquirido los conocimientos necesarios en matemáticas, alcanza un valor de 402, lo que coloca al estado en el lugar 26º entre los de peor desempeño.

foto4

En materia de salud, el personal con que se cuenta es de 28,000 personas con un gasto para el pago de sus salarios superior a los 10,000 mdp, sin embargo, los resultados en salud pública en el estado son pésimos. Así, el porcentaje de la población que cuenta con acceso a servicios de salud pública es de 78.3% lo cual ubica al estado en el lugar 31º entre los estados con los más bajos valores en este rubro. De igual modo, la “esperanza de vida” de 74.1 años es una de las más bajas del país y coloca al estado en el lugar 28º entre los de peores resultados.

foto5

Asimismo la “tasa de mortalidad materna” es de las más altas del país con un 46.4, por lo que ocupa el 7º lugar entre los estados en peor situación, y la “Tasa de mortalidad infantil” es de 14.4 también de las más altas del país, lo cual ubica a Veracruz en el 6º lugar entre los de peor resultado en materia de salud.

foto 6

Finalmente en materia de seguridad existen 11,422 policías y un gasto en salarios de 2,730 mdp. Sin embargo, el “Índice de confianza en la policía” es de los más bajos del país, 47.3% ubicando al estado en el lugar 26º entre los estados en peor situación. Asimismo el “Índice de percepción de la inseguridad” es de 44.8% lo que coloca a Veracruz en el lugar 9º entre los estados con mayor percepción de inseguridad.

Lo anterior es una muestra del despilfarro de recursos en el que ha incurrido el obeso gobierno de Veracruz.

Un gobierno que gasta de modo excesivo, irracional e inútilmente y cuya política presupuestaria no ha contribuido al desarrollo del estado y en cambio, ha propiciado un caos financiero que parece no tener solución.

Contacto:

hbarcel@nullhotmail.com