POBREZA-FORMATO-7-B-850x340
Foto: Formato 7
Informe Rojo
Por Mussio Cárdenas
18 de noviembre de 2015

* El cambio y el desastre  * Manuel Bernal con Yunes Linares  * Francisco Valencia, ¿perredista o priísta?  * Marcelo se queda en Sedesol  * La Meadeseñal  * Senadores, diputados y defraudados de Cofisur  * Le quitan el PVEM a Mónica Robles  * Dos propuestas para la dirigencia del Verde

Del quinto año de duartismo, ¿qué celebrar? Acaso los 6 millones de pobres, los 100 millones de pesos de deuda, el terror sembrado por el crimen organizado, la corrupción que carcome y el desvío de recursos federales. Ah sí, la audacia, el cinismo, la habilidad para mentir.

Veracruz ya cambió, dice Javier Duarte. Lo cita y se cita. Taladra con el estribillo que repite sin dar tregua, intento vano de persuadir y convencer, que pretende suplantar a la realidad.

Veracruz ya cambió. Sí, para mal. Canceló su futuro cuando fue convertido en la palanca del saqueo que data de los tiempos de Fidel Herrera Beltrán en la “plenitud del pinche poder”, Javier Duarte operando las finanzas, lanzando bursatilizaciones de altísimo costo, con pago de comisiones superlativas porque la emisora de las acciones debía untarle la mano al gobernador.

Veracruz ya cambió. Antes era tranquilo, hoy no. Se sumió en la espiral de violencia con el retrato más siniestro que la mente pudiera imaginar: cadáveres lanzados a la vía pública, cuerpos mutilados, mujeres torturadas, violadas, hombres en fosas clandestinas, niños sin órganos y un cúmulo de desaparecidos. Y Javier Duarte, atado a la dinámica de la negación.

Políticamente también cambió. Dejó de ser el bastión priísta que decidía una elección presidencial y hoy el PRI lucha por su supervivencia, fragmentado porque en el código mental del líder no hay traducción para el término liderazgo.

Javier Duarte divide a los priístas cuando impone secuaces y cómplices en los cargos de dirección, los mismos que figuran en indagatorias judiciales federales, evidente el desvío de recursos, sustentado por la Auditoría Superior de la Federación, y ahí los Mota, los Tarek, los Ruiz, los Deantes, los Benítez y una extensa lista de duartistas que lejos de ser excluidos encuentran en una diputación federal o en un cargo de gobierno, el premio a la audacia y a la omisión.

Su PRI es de risa. Un misógino, difamador, mentiroso, borrachín, El Cisne, alias Alberto Silva Ramos, llega a la presidencia del comité estatal de la mano del gobernador, sin cuidar las formas, sin ocultar que el gobernador participa activamente en la vida de un partido político, violando la ley.

Qué cisne ni qué nada. El Pato Silva carece de autoridad moral cuando es impuesto en la dirigencia estatal sin el consenso de los grupos priístas. Lo repudian los senadores Yunes —Pepe y Héctor—, lo increpan ex presidentes del PRI, lo devora la opinión pública cuando protagoniza el episodio de misoginia, al pedir como requisito para ser candidato la prueba antidoping y antiembarazo.

Nunca, que se recuerde, un dirigente nacional priista había obligado a un líder estatal en Veracruz a ofrecer una disculpa pública a las mujeres, que son el motor del voto del PRI.

No hay qué celebrar. Fallido, el quinto año de gobierno de Javier Duarte es el naufragio de un proyecto que no cuajó, que no tenía como fin gobernar ni generarle condiciones de desarrollo a Veracruz.

Javier Duarte llegó al gobierno de Veracruz para maquillar el gran peculado fidelista, su mano en las finanzas, su mano en los recursos públicos que se transformaron en fortunas personales.

Dice Miguel Ángel Yunes Linares que no hay nada que celebrar y sí mucho que reclamar. Acusa el diputado federal panista, cuasi candidato al gobierno de Veracruz, el que promete encarcelar a la pandilla duartista en los tres primeros meses de gestión, que el fracaso de Javier Duarte está ahí.

“Reclamar los graves daños que ha causado a Veracruz —precisa—, al que consideró un botín y con toda impunidad vació las arcas públicas dejando en la miseria a 6 millones de veracruzanos y con una deuda atada al cuello por más de 100 mil millones de pesos que tendremos que pagar los próximos treinta años.

“Reclamar su corrupción inaudita, descarada, pública, nacionalmente señalada por instituciones oficiales, que contagió a todos los miembros de su gabinete que han actuado como una verdadera banda de delincuentes organizados.

“Reclamar su complicidad con la delincuencia organizada que hoy mantiene aterrorizadas a las familias, amenazadas por la inseguridad creciente, por los homicidios, secuestros, extorsiones, robos, asaltos, que siempre quedan en la impunidad.

“Reclamar su persecución a los periodistas honestos, sus amenazas cumplidas hasta llegar a convertir a Veracruz en un referente internacional de riesgo para el ejercicio del periodismo después del asesinato de 19 comunicadores.

“Reclamar la ruptura del Estado de Derecho, que anuló la autonomía del Poder Legislativo y del Poder Judicial convirtiéndolos en oficinas de trámite de Javier Duarte, para llevarnos a una situación peor que la que se vive en cualquier dictadura, en la cual el poder absoluto ha recaído en una sola persona, que lo ha usado para beneficio personal y de su pandilla y para perseguir a sus adversarios.

“Duarte quiere que todos le aplaudamos, que seamos sus cómplices, amenaza con perseguir a los que nos oponemos, pero se equivoca rotundamente; somos muchos millones de veracruzanos los que reprobamos su gobierno y exigimos que rinda cuentas: tendrá que encarcelarnos a todos.

“El Quinto Informe de Gobierno de Javier Duarte es una mascarada. El verdadero informe tendrá que rendirlo ante las autoridades judiciales”.

Pueden sus enemigos sostener que Yunes Linares no es un dechado de virtudes, pero lo que dice es irrefutable.

Otro líder, de izquierda, Fidel Robles Guadarrama, diputado por el Partido del Trabajo, acusa un caos financiero: a la deuda reconocida de 45 mil millones de pesos hay que agregarle 30 mil millones de pasivos, bursatilización, créditos en garantía de pago y deudas a proveedores. En total 97 mil millones.

Veracruz lidera el ranking en observaciones de la Auditoría Superior de la Federación. No aplica los recursos federales. Los exprime. Ni hace obra ni los devuelve al gobierno federal. 

Nada que festejar en el quinto año de gobierno, ni la obra social, ni las finanzas, ni la seguridad, ni la política.

Javier Duarte llevó a Veracruz al naufragio

Archivo muerto

De todo el perredismo veracruzano, quizá el más reacio a jalar con Miguel Ángel Yunes Linares era Manuel Bernal Rivera. Rudo en los albores del fidelismo, detectó los fideicomisos fraudulentos del sultán de Nopaltepec, y de ahí se vio cooptado, cercado al ex gobernador y complaciente. Sería, por ello, el más antiyunista del perredismo veracruzano y el más acérrimo enemigo del diputado federal que del PAN que hoy aspira a gobernar Veracruz. Pero no. Manuel Bernal es ya un converso al yunismo azul, al yunismo del Estero, como lo describe Javier Duarte. Y dice que la alianza PRD-PAN es inevitable y que en el consejo estatal perredista, celebrado el sábado 14, se aprobó mantener reserva para candidaturas externas, únicas y de coalición. La comisión de candidaturas recayó en el comité ejecutivo estatal del PRD y el 13 de marzo de 2016 se definirán las candidaturas al Congreso local y a gobernador de Veracruz. Resume Manuel Bernal: “aunque Javier Duarte se oponga, la alianza va”… Todo bien. Francisco Valencia García, alias Paco Grasa, simula que será candidato del PRD al gobierno de Veracruz, maniobra para sabotear la alianza con el PAN y marea a quienes le dan crédito a sus palabras. Falta que exhiba su credencial de perredista, la enmicada, la actualizada, la que le da categoría de militante. Sin ella, todo es show. Que lo apadrina Silvano Aureoles Conejo, hoy gobernador de Michoacán. Cierto. Y también se sabe que fue quien le concedió 300 millones de pesos en obras federales, etiquetadas para Veracruz cuando Aureoles era líder de la fracción perredista en la Cámara de Diputados. ¿Y qué hizo con los 300 millones? Nada. Eran obras hidráulicas, la materia del director de la Comisión de Aguas del Estado de Veracruz, Paco Grasa, alias Francisco Valencia García… Buscaban una señal y José Antonio Meade ya la dio. Llegó a Veracruz y negó que Marcelo Montiel deje la delegación de la Sedesol federal en Veracruz. “No de momento”, dice el presidenciable Meade Kuribreña. Así pues, Anilú Ingram tendrá que esperar. Así pues, la delegación de la Sedesol seguirá siendo posición del senador Pepe Yunes Zorrilla. Así pues, la poderosa Sedesol federal, donde se concentran y operan los programas sociales con una derrama multimillonaria donde está el voto duro del PRI, sigue en manos del yunismo rojo. Anilú, la ex reina del Carnaval de Veracruz, diputada y presidenta del Congreso, sin conocer de la mecánica legislativa, puede seguir en sus vacaciones eternas. Querían una señal los duartistas. Tómenla pues… Mega revés a “Culín”, alias Luis Ángel Bravo Contreras. Un juez federal concede amparo al alcalde Medellín de Bravo, Omar Cruz Reyes, que deja sin efecto la orden de aprehensión bajo el cargo de ser el autor intelectual del asesinato del periodista Moisés Sánchez Cerezo, director del semanario La Unión. Al no haber pruebas contundentes, sólo señalamientos de oídas, el dicho de un matón que asegura que Harry, otro matón, le asegura que el escolta del alcalde afirma que el edil Omar Cruz pedía que le quitaran la vida. Pero el susodicho Harry ni aparece ni se sabe si está vivo. Habrá recurso de revisión por parte de la familia de Moisés Sanchez o de la Fiscalía de Veracruz y será el Tribunal Unitario de Boca del Río el que deseche o confirme el amparo. Eso le pasa a Fisculín por andar fabricando culpables. Y entonces, ¿quién ordenó la muerte de Moisés Sánchez, uno de los 14 periodistas asesinados durante el régimen de Javier Duarte de Ochoa… Cofisur se sigue moviendo. Atrae ese caso, ejemplo de fraude financiero, a legisladores federales —diputados y senadores— que el 27 de noviembre llegarán a Coatzacoalcos para escuchar de viva voz a inversionistas defraudados. Entre ellos viene Benjamín Robles, de Oaxaca; Mario Delgado, del DF, y Rocío Nahle, la diputada por este distrito. Ahí se planteará el problema que atrapa a más de 20 mil víctimas del fraude urdido por Pedro Verdusco, su director, y la demanda de que la Ley Ficrea, que originalmente fue diseñada para resarcir los daños provocados a los ahorradores de Ficrea, sea modificada antes de que se apruebe a fin de que el rescate abarque a los afectados de todas las financieras en quiebra real o simulada. La convocatoria incluye a los defraudados de Cofistmo y otras empresas. En el caso Cofisur, hay dos demandas en curso por omisión administrativa del gobierno federal y tortuosidades legales del gobierno de Veracruz. Una de ellas, que promueve el ex senador Fauzi Hamdan, ya fue admitida por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. La otra, pese a la negativa a que se le diera trámite, implica al gobierno veracruzano. Se logró vía un amparo y hoy se ventila en el Juzgado Noveno de Distrito de Coatzacoalcos…  Cambio inminente en el Partido Verde Ecologista de México, en Coatzacoalcos. Se le va de las manos a Mónica Robles de Hillman por los paupérrimos y vergonzosos resultados en la elección federal del 7 de junio. Operó la diputada local pero para el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), al que le allegó los votos que supuestamente eran verdes, y eso bastó para que el PVEM nacional decidiera sustituir a la directiva actual que encabeza Julio Ramos. La propuesta marcelista es Christopher Alan Santos, director de Innovación Gubernamental en el ayuntamiento de Coatzacoalcos, con fama de espía, vía intervenciones telefónicas, apuntalado por el alcalde Joaquín Caballero Rosiñol. Chistopher es amigo del gobernador de Chiapas, Manuel Velasco, y de altos directivos del Verde, allegados al dueño de la franquicia, Jorge Emilio González Martínez, El Niño Verde. La otra es un joven político, al que le llueven ofertas en el PAN y en otras corrientes políticas de nueva creación. Lo que es la falta de oficio político. Mónica Robles tuvo al PVEM en su regazo y lo pierde por falta de resultados y por su tendencia hacia el lopezobradorismo…

Contacto:

mussioc2@nullgmail.com

mussiocardenas_arellano@nullhotmail.com

www.mussiocardenas.com