Astrolabio Político
Por Luis Ramírez Baqueiro
10 de noviembre de 2015

“La alegría de un hipócrita sólo dura un momento.”

 Job.

Cuando un presidente de México, desarrolla una gira de trabajo, implícito esta toda una serie de acciones logísticas, de seguridad, pero sobre todo de manejo de protocolos del cual se tiene conocimiento para seguridad del mandatario.

Dirigidos bajo la agenda que resguarda con toda secrecía la Oficina de la Presidencia, así como del complejo manejo de seguridad que brinda el Estado Mayor Presidencial, es como se planea, desarrolla y ejecuta cualquier visita del jefe del Ejecutivo Nacional.

Implícito en ello, están los lenguajes y comportamientos no escritos de la política mexicana, en donde se determinan los destinos de uno y otro estado, bajo la conducción que por designio presidencial abra de guardar para algún actor político.

Por ello, la visita del presidente Enrique Peña Nieto viene cargada de una gran cantidad de elementos que habrán de ser descifrados por los conocedores de la política y sus entretelones de cara al proceso de sucesión gubernamental de Veracruz.

El pretexto inaugurar el Clúster Científico y Tecnológico BioMimic, en las instalaciones del Instituto de Ecología (Inecol), pero con ello, sembrar la primera muestra de lo que al presidente le interesa transmitir, el mensaje que a algunos no terminan de entender y que claro, habrá que explicarles literalmente con bolitas y palitos.

La presencia del titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Luis Videgaray Caso y el titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Aurelio Nuño Mayer, expresan muchos mensajes para algunos, y a la vez uno solo para quienes entienden que el presidente ya tiene a su favorito.

Luis Videgaray representa el proyecto que desea el presidente mantener en continuidad y por ello, es la señal clara de que en Veracruz, el designado se llama Pepe y apellida Yunes, por su parte Aurelio Nuño es simplemente visto como el hombre que habrá de mandar la confirmación al mensaje, y así entrar en razón, pues a últimas fechas los hierros del grupo local gobernante han puesto en jaque la viabilidad del proyecto.

Según el itinerario de la gira presidencial acompañan al primer mandatario de la nación, el Jefe de la Oficina de la Presidencia Francisco Guzmán Ortiz, así como también el Jefe del Estado Mayor Presidencial General de Brigada Roberto Miranda Moreno, así como el secretario auxiliar del presidente Jorge Corona Méndez, así como también el Coordinador General de Política y Gobierno de la Presidencia, Andrés Massieu Fernández.

Lo interesante de esta gira es que la presidencia consigna la invitación de los senadores Pepe Yunes Zorrilla y Héctor Yunes Landa, así como del también senador panista Fernando Yunes Márquez, por lo que se evidencia una vez más que al presidente le importa muy poco si el gobernador del Estado mantiene un pleito a muerte o entripado innecesario con el clan Yunes, dando con ello otra señal, que no le favorece al mandatario estatal.

Lo cierto es que este martes se dio la primera señal oficial de lo que habrá de devenir al priismo veracruzano, gústele o no a quien aun mandata en Veracruz, la realidad es y seguirá siendo, que quien gobierna este país tiene por suerte o por designio la atribución de colocar a quien será candidato al gobierno de la entidad por el PRI.

Y la decisión ya se tomó…

Al tiempo.

Contacto:

astrolabiopoliticomx@nullgmail.com

Twitter: @LuisBaqueiro_mx