La propuesta alternativa a la construcción del aeropuerto de la Ciudad de México que presentó Andrés  Manuel López  Obrador tiene un aderezo político que estará marcando la agenda política de los próximos días: a la parte técnica y financiera de esta iniciativa se suma la solicitud de audiencia de los coordinadores legislativos del MORENA con el presidente Enrique Peña Nieto, para explicarle el contenido de la propuesta.

En palabras del propio López Obrador: “Independientemente de nuestras diferencias, estamos hablando del patrimonio nacional (…) ojalá esto pueda convertirse en realidad y Enrique Peña Nieto inaugure antes de que termine (su mandato) el proyecto que estamos presentando”. Con lo que el líder del MORENA da un viraje en su política de mantenerse distante del titular del poder ejecutivo.