Después de meses de suspenso, en la primera quincena de diciembre se estará dando la conocer el fallo sobre la licitación de las obras del nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México y que deberá estar inaugurado en el año 2020.

De acuerdo con analistas financieros en la recta final de la disputa por el contrato de 13 mil millones de pesos, el rival a vencer, parece ser el grupo CARSO, propiedad de Carlos Slim, que cuenta con mejor solvencia económica para promover alianzas estratégicas. Por el lado de la experiencia en la construcción de aeropuertos se encuentra ICA, otro rival de importancia aunque con menor capacidad económica y obligado a las alianzas con otros capitales.