La primera quincena del mes de enero será crucial para el futuro político de Veracruz, para esas fechas estará definido el candidato del Partido Revolucionario Institucional, ya se sabrá el destino de la alianza entre PAN-PRD, y Andrés Manuel Lopez Obrador habrá presentado en al menos 40 municipios al virtual candidato a gobernador, el diputado federal Cuitláhuac García, es decir que los principales frentes políticos que estarán en la disputa del 2016 ya habrán avanzado en sus candidaturas.

De una confección especial será la decisión en el PRI, que teniendo que enfrentar el escenario aliancista de la oposición, estará obligado a elegir al candidato más competitivo, es decir a alguno de los senadores José Yunes Zorrilla o Héctor Yunes Landa, aún a pesar de que ninguno de ellos sea del agrado del grupo en el poder y de que Javier Duarte se vea obligado a sacrificar la hegemonía política que pretende construir con uno de sus leales; por el contrario, sin la alianza PAN-PRD, podría el PRI presentar una carta de menor peso político apostando todo el recurso a la movilización del voto clientelar y a cuanto sea necesario para garantizar la continuidad del duartismo