Javier Duarte es un hombre que llegó al poder muy joven, con nula experiencia para gobernar; para los veracruzanos desafortunadamente no pertenece al grupo de los elegidos para gobernar, como Plutarco Elías Calles, Lázaro Cárdenas, Miguel Alemán Valdez quienes siendo muy jóvenes demostraron capacidad para encabezar pueblos. Beatriz Paredes comentó en alguna ocasión que le hubiera gustado haber llegado a gobernadora de Tlaxcala con mayor experiencia, para poder ayudar a su estado, tal vez esa reflexión debieron hacerla para sí el ex gobernador de Nuevo León, o Borges de Quintana Roo y Duarte de Ochoa, de Veracruz. Claro está ¿a qué gobernador no le gustaría evitar reprimir una manifestación de gente de la tercera edad? Que por añadidura tienen razón. Lo que faltaba, ¿o habrá más?