En el capítulo dedicado a las finanzas estatales el informe del gobernador Duarte de Ochoa es reiterativo en asegurar que durante su periodo no se contrató deuda pública, obviamente pocos se tragan ese cuento. Ahora, el ejecutivo estatal informa que Banobras le autorizó miles de millones de pesos, pero tampoco es deuda pública. Lo cierto es que el discurso oficial está pleno de información confusa que el tiempo se encargará de aclarar. No pasará mucho tiempo para que nos enteremos que la deuda pública veracruzana alcanza proporciones escandalosas. Lo que demuestra que efectivamente Veracruz ya cambió