Ante las circunstancias divisionistas que privan en el Partido Revolucionario Institucional en pleno proceso electoral alguno de los bandos en pugna por la candidatura tendrá que ceder, negociaciones de por medio; está comprobado que un PRI dividido no camina hacia el triunfo que no será facil conseguir porque en el seno de la sociedad veracruzana existen muchos agravios contra quienes debieran trabajar por resolver los problemas colectivos. Por otro lado, en las negociaciones no se podrá conceder mucho ni garantizar impunidad a muchos, he allí la cuestión.