En medios locales y en anuncios panorámicos algunas organizaciones se han dado a la tarea de difundir  “reconocimientos y felicitaciones” a la labor del presidente municipal de Xalapa Américo Zúñiga, como es común en estos casos se pondera el servicio público al nivel de alguna hazaña, pero sólo denota el propósito de exaltar la figura del edil xalapeño que no ha logrado colocarse a la altura de las necesidades de la capital del estado y que tampoco ha logrado niveles aceptables de credibilidad a su gestión.

Buscando generar el efecto entre la población de que algo se está haciendo y ante la falta de reconocimiento social a su gestión como presidente municipal, se recurre a membretes y organizaciones que no cuentan tampoco con respaldo ciudadano, aunque es claro que tampoco de esta manera Americo Zúñiga resuelve el cúmulo de necesidades y padecimientos de los habitantes de la ciudad que día con día ven caer la calidad de los servicios públicos.