Si, como aseguró el gobernador Duarte de Ochoa a periodistas este lunes, la pelota de la sucesión está en su cancha, entonces es admisible pensar que sigue habiendo sólo dos sopas, aunque, obviamente pareciera que entre los ingredientes del caldo duartiano ya no figuraría Héctor Yunes Landa. Sin embargo, las apariencias engañan, no se olvide que quien lo expresó es un político y esto advierte que no siempre lo que parece es. Sobre si Duarte es el único amigo veracruzano de Peña Nieto, es asunto que corresponde revelar al presidente ya que surgen agudas interrogantes sobre la forma tan “especial” en que Peña Nieto trata a sus amigos.