Esta semana fueron muy sonados en medios de comunicación los asaltos que sufrieron por separado en un empleado del círculo íntimo del secretario de seguridad pública  del estado y un reportero de la empresa Televisa Veracruz. Por tratase de afectaciones de figuras públicas, ambos asaltos seguramente quedaron también con registro en las correspondientes agencias investigadoras de delitos.

Sin embargo, es muy común que sucedan asaltos y diversos delitos que no llegan a registrarse por las agencias investigadoras, principalmente  por que los afectados, en su condición de ciudadanos comunes, saben que nada sucederá en cuanto a investigaciones, recuperación de lo robado o reparación de daños; de manera significativa la población han perdido la confianza en la autoridad, de hecho junto a la labor de los diputados, la actuación de las instancias responsables de prevenir el delito y de impartir justicia, son las que menos confianza inspiran en la población. De ahí que gran parte de la estadística oficial en cuanto al incremento de los delitos en la entidad queden muy por debajo de la realidad.

De esto dieron cuenta los medios locales y ponen en evidencia