Contundentes y oportunos resultaron los pronunciamientos de los diputados federales Miguel Ángel Yunes Linares del PAN y de Cuitláhuac García, del MORENA para condenar la agresión policiaca ordenada en contra el plantón de pensionados que ocupaban las calles del centro de la ciudad de Xalapa, desde luego fue muy acertado que el diputado local del PRI, Ricardo Ahued hiciera también un pronunciamiento desde la tribuna del poder legislativo para exigir el castigo a quién ordenó estas medidas represivas.

En este asunto los senadores del PRI José Yunes Zorrilla y Héctor Yunes Landa, también hicieron pronunciamientos muy cuidadosos, y desde sus cuentas personales en redes sociales cuidaron cada letra de su postura ante la violencia gubernamental, aunque ellos hubieran preferido pasar desapercibidos; pero es muy claro que la delicada situación de las finanzas del estado les afecta en sus pretensiones políticas, peor aún la imagen y el descrédito del Gobernador Duarte de Ochoa también les involucra, dada la imposibilidad de hacer un deslinde total de las medidas que toma este gobierno y que entre la población es difícil distinguir entre el PRI del gobernandor y el PRI de los senadores, por lo que ante los votantes resultan lo mismo.