Helkyn Enríquez Báez, vocero de la Diócesis de Orizaba, calificó de indignante la forma en cómo se trató el miércoles pasado a un grupo de jubilados y pensionados que protestaban reclamando al gobierno sus prestaciones de fin de año, y no tuvo reparos en exhortar a la población a “tener memoria histórica, porque nosotros tenemos la capacidad de decidir en las votaciones…”; sin duda esa es una convocatoria de alto impacto para algún partido político. Por su parte, el secretario general de la COPIPEV, Gerónimo Reyes asegura que “…el PRI, ha sido un partido que ha demostrado ineficacia, corrupción y los ciudadanos veracruzanos están hartos” y adelanta otra protesta para el 6 de enero a las 10:00 horas.