Xalapa
Agencias. Imagen del Golfo.

Xalapa posee un ambiente místico que ha inspirado innumerables leyendas y un encanto que se descubre al explorar los sinuosos callejones y monumentos históricos, descubriendo su vida cultural, en donde la ciudad es el centro y cuna de importantes artistas de música, teatro, danza y artes visuales, lo que le ha dado el sobrenombre de Atenas Veracruzana.

Al pasear por sus calles, el visitante descubre una capital vibrante, en la que destacan sus obras arquitectónicas, museos y galerías, y donde predominan los aromas propios de la gastronomía de la zona y del café de alta calidad producido en esta región.

Por otro lado, Xalapa se ha convertido en punto de referencia para las manifestaciones de los veracruzanos, el centro histórico no se salva de los bloqueos por parte de los diferentes sectores, como asociaciones civiles, maestros, estudiantes y hasta abuelitos.

Las protestas han convertido de Xalapa en un completo caos, causando afectaciones en las avenidas principales, y dejando pérdidas millonarias para los comercios, esto debido al cierre de las vialidades, aunado al temor de los ciudadanos en salir a las calles.

La represión por otro lado, se ha vuelto el común denominador para responder a las protestas. La capital del estado se ha convertido en una zona de guerra entre los manifestantes y la policía; dejando siempre entre los dos bandos, grandes cantidades de heridos.

Es tanta la inconformidad social de los ciudadanos, que se han llegado a registrar hasta tres manifestaciones en un mismo día, creando graves afectaciones en toda la ciudad, ocasionando que las propias autoridades tenga como finalidad, controlar las protestas con reglamentos que la sociedad no ha llegado a aceptar.

Miedo

Para muchos xalapeños el centro de su ciudad ya no es seguro. Aparte de los más frecuentes asaltos a negocios y transeúntes, ahora se le suma la violencia social que deriva de las manifestaciones que cierran la avenida Enríquez y calles aledañas que son disueltas por medio de la fuerza pública del Estado.

Un fenómeno que ya tenía mucho tiempo de no suceder en Veracruz es la represión de manifestantes por medio del uso de la fuerza pública.

En Xalapa se han suscitado hechos parecidos como los del Distrito Federal, donde granaderos desalojan violentamente a manifestantes.

La población en general ha manifestado que si bien el primer cuadro de la ciudad ya no es seguro, ahora también temen caminar por la Plaza Lerdo pues se han desatado hechos violentos entre policías y manifestantes.

En este mosaico de conflictos hay quien sale perdiendo más: los comerciantes establecidos en el Centro de Xalapa.

Varios negocios tienen que bajar cortinas y cerrar sus puertas cada vez que ven que llega la policía a quitar a la gente que se manifiesta.

Caso Moisés

Apenas comenzando el año, el 4 de enero de 2015, periodistas salieron a las calles a protestar por la desaparición del reportero y taxista Moisés Sánchez Cerezo, quien fue privado de su libertad la noche del viernes 2 de enero cuando un grupo de personas fuertemente armadas irrumpió en su vivienda en el municipio de Medellín de Bravo.

Este fue un caso que conmovió a la ciudadanía en general ya que Moisés Sánchez Cerezo era el propietario de un impreso llamado “La Unión”, el cual lograba publicar cada vez que tenía los recursos económicos suficientes, siendo uno de sus temas fuertes la corrupción en la que vive el estado.

El sábado 24 de enero, el cuerpo del periodista fue hallado envuelto en una bolsa negra en el municipio de Manlio Fabio Altamirano, Veracruz, así lo informó en conferencia de prensa el procurador Luis Angel Bravo de Veracruz la noche del domingo 25 de enero.

A lo largo del año sigue habiendo manifestaciones para exigir un alto a los asesinatos contra periodistas, intensificándose con la muerte de Rubén Espinosa y la activista Nadia Vera.

Al desnudo

La tarde del 3 de julio, integrantes de la agrupación 400 Pueblos se plantaron frente a Palacio de Gobierno en Xalapa. Mujeres y hombres de diversas edades se movilizaron a la avenida Enríquez y al ritmo de cumbia, banda y más géneros musicales bailaron desnudos al Gobernador del Estado.

Las mujeres, completamente desnudas y otras sin sostén, los hombres en trusa y al frente los retratos del alcalde de Misantla, Efrén Meza y de Jorge Carvallo Delfín, se congregaron desde en la avenida Ávila Camacho, a unos pasos del Ayuntamiento de Xalapa y Palacio de Gobierno.

Esta agrupación es conocida por su manera exótica de protestar y se especula que estos hombres y mujeres reciben un pago de 200 pesos, por bailar desnudos en la vía pública.

El director de Desarrollo Económico de Xalapa, Rafael Olvera Carrascosa ya ha admitido que este tipo de manifestaciones afecta de manera considerable la imagen de Xalapa, ya que ahuyenta al turismo y da mala imagen a la capital.

‘Rubencillo’

Tras conocer el 31 de julio que Rubén Espinosa, fotoperiodista de 31 años, había sido asesinado a balazos en la Ciudad de México y que su cuerpo mostraba huellas de tortura, un grupo de personas se reunieron alrededor de la medianoche de ese día en el centro de la ciudad de Xalapa.

Los manifestantes colocaron en una plaza pública veladoras y pancartas con consignas contra el gobierno de Veracruz y criminales, señalados como los principales agresores de periodistas en este distrito mexicano, considerado como uno de los más peligrosos para ejercer la profesión.

Unos días después el 10 de agosto, se llevó a cabo una marcha en repudio de los asesinatos de Alejandra Negrete, Yesenia Quiroz, la colombiana Virginia Martín, la activista Nadia Vera y el fotoperiodista Rubén Espinosa Becerril, la cual contó con la cobertura de comunicadores de la cadena Al Jazeera.

La indignación de la sociedad Veracruzana fue captada por las cámaras de dicha cadena de televisión del mundo árabe, una de las más importantes a nivel global y especializada en temas de violencia.

Pancartas, mantas, lonas, fueron llevadas con indignación y coraje por decenas de comunicadores de distintos estados del país y municipios veracruzanos, quienes de forma especial llegaron a la plaza Lerdo a las cinco de la tarde con flores blancas en honor a Espinosa Becerril y Vera.

Desalojo a ruleteros

El 8 de octubre se llevó a cabo un violento desalojo de taxistas por parte de las autoridades en la ciudad de Xalapa.

Quitándoles ocho taxis y una camioneta mediante grúas, granaderos del Instituto de la Policía Auxiliar y Protección Patrimonial para el Estado de Veracruz y la Policía Estatal hicieron uso de la fuerza y desalojaron a la agrupación ”Macuiltépetl” de la plaza Lerdo.

Los inconformes llegaron da la capital del estado, arribando de varios municipios, principalmente de Tezonapa, Omealca, Córdoba, La Perla, Orizaba, Fortín, entre otros.

Elementos policiacos arremetieron contra los manifestantes sin importarles que estuvieran señoras de la tercera edad y algunos jóvenes.

Después de romper la manifestación los estuvieron amedrentando para replegarlos en la Plaza Lerdo, hasta donde los mantuvieron presionados, pese a ser una plaza pública.

Contra la evaluación

El 21 de noviembre, miembros de la Fuerza Civil de Veracruz reprimieron a un grupo de maestros y activistas procedentes de diversas localidades del estado que arribaron a la capital para protestar contra la evaluación magisterial que se lleva a cabo en el Centro Deportivo Omega, ubicado en Xalapa.

Los manifestantes habían intentado bloquear las instalaciones, lo que derivó en un estallido de violencia en el que un equipo antimotines desalojó a unos 800 maestros a macanazos y empujones, según testimonios reportados por el diario Reforma.

“Nos empujaron con los escudos y nos pegaron con los toletes, hay compañeros lesionados de la cabeza, maestras golpeadas, ya venían decididos a agredirnos”, afirmó a Reforma Eduardo Méndez, un profesor de telesecundaria.

Los inconformes acusaron al gobierno local de enviar a golpeadores vestidos de civil para reprimir la manifestación.

En consecuencia, las autoridades decidieron reprogramar las fechas para quienes no pudieron ser evaluados. El gobierno del estado no emitió información oficial sobre este acontecimiento.

Toletes eléctricos

Hace apenas unos días, el 23 de diciembre, elementos de la Policía Estatal y Fuerza Civil, replegaron el bloqueo de pensionados y jubilados que demandan el pago de su aguinaldo, retroactivo y meses de retraso.

Con toletes eléctricos, empujones e insultos, policías de la Secretaría de Seguridad Pública desalojaron a jubilados. Los ancianos que reclamaban su pago de aguinaldo y retroactivo, dijeron que el día martes solo les depositaron una parte, pero muchos no recibieron nada.

Los uniformados arribaron al primer cuadro de la capital del estado y se confrontaron con los pensionados.

Personas de edad avanzada acusaron agresiones físicas por parte de los llamados elementos del orden, pues fueron empujados y golpeados incluso con toletes eléctricos.

El secretario de Gobierno (Segob), Flavino Ríos Alvarado, confirmó que él ordenó realizar el operativo para “replegar” a los jubilados y pensionados que se manifestaban por tercer día consecutivo para reclamar los pagos de pensiones y aguinaldos.

En rueda de prensa en el Palacio de Gobierno de Veracruz, culpó a los ancianitos de haber generado caos vial en la ciudad y de provocar la movilización.

Entérate

Una manifestación o marcha es la exhibición pública de la opinión de un grupo (económico, político o social), mediante una congregación en las calles, a menudo en un lugar o una fecha simbólicos y asociados con esa opinión.

¿Sabías que…? 

El propósito de una manifestación es mostrar que una parte significativa de la población está a favor o en contra de una determinada política, persona, ley.