En medios locales y nacionales se ha difundido un desplegado donde dirigentes, presidentes municipales, fundadores, diputados locales y federales del PRD llaman a su dirigencia nacional a dar marcha atrás en su política aliancista con el PAN en Veracruz. Estas expresiones opositoras de defensa de principios e ideología difícilmente encontraran aceptación en la dirección de ese partido, ya que esta alianza es la única carta que le queda al PRD para mantenerse a flote electoralmente.

En sentido contrario al rescate de su identidad opositora y de izquierda, la dirigencia que encabeza Agustin Basave construye alianzas con el PAN en todos los procesos electorales locales que se realizarán en 2016; no se pondera que en esta apuesta se corre el riesgo de una migración política casi natural de militantes y votantes al MORENA, partido que no ha dejado de exhibir los extravíos e incongruencias políticas del PRD al apoyar candidatos que respaldan iniciativas que han resultado lesivas para la población.