El Secretario de Salud, Fernando Benítez Obeso, asegura que el sector que encabeza no está colapsado; para reforzar su dicho señala que el próximo año habrá “mejor dotación de medicamentos…”. Pero desafortunadamente no se avizora cómo lo van a mejorar, porque está previsto que el próximo año habrá menos recursos que en el actual y, además, reconoce que ignora a cuánto ascenderá el presupuesto a ejercer en 2016. En realidad ya no se sabe a qué se deben las graves deficiencias en ese sector, si la inoperancia administrativa o a que no hay recursos; lo peor pudiera radicar en que habiendo dinero no se sabe cuál es su destino.