RafaelXalapa- 2015-12-2815:50:42- Leticia RosadoRafael Nuñez Landa, presidente de la Asociación de Constructores del Estado de Veracruz A.C. (Acevac), acusó que además del Gobierno del Estado, la Federación también se ha convertido en un “mal pagador” y que a la fecha les adeudan 400 millones de pesos.

Expresó que el gobierno de Enrique Peña Nieto, no ha sido puntual en sus fechas en depósito de pagos para los programas de infraestructura educativa de la reforma Educativa.

“En el programa de Escuela Digan únicamente se ha pagado en algunos casos, la primera administración del 50 por ciento, la segunda administración que es un 30 por ciento y en algunos ni la segunda. Estimo que de este programa se deben al menos 400 millones de pesos a los contratitas del Estado, cosa que empeoró la situación”, acusó.

Mencionó que el programa de escuelas de Excelencia debió haber arrancado el pasado septiembre y terminar en diciembre pero no se efectuó por falta del gobierno federal.

La Federación dio a conocer que las Escuelas al Cien empezarán en enero de 2016, pero consideró que esto será cada vez más difícil para que se active en los tres primeros meses del año por la falta de recursos,

“También el Gobierno Federal se volvió un mal pagador. Ahora ya tenemos dos malos pagadores, el Estado y la federación”, aseveró Núñez Landa.

En este sentido el constructor advirtió que al menos un 50 por ciento de empresas cerrarán durante el primer trimestre de año al no poder sostener el pago de sus empleados.

En entrevista comentó que cerrarán el año muy mal, al tiempo de señalar que para este fin de año la administración estatal solo les dio un “abonito”, acusó que no se les ha pagado como habían prometido.

“Nos dieron un abonito el Gobierno del Estado este diciembre, pero estamos nos siguen adeudando dinero, no se nos pagó como se nos había prometido, desgraciadamente no se cumplió la palabra (del Gobernador) al cien por ciento por lo tanto estamos en crisis financiera a inicios de 2016”, acusó.

Dicha crisis –mencionó- no sólo afecta a empresario del ramo de la construcción, sino a muchos proveedores y contratistas del Estado, es por ello que adelantó que podrían cerrar entre el 40 y el 50 por ciento de constructoras porque la cuesta de enero, febrero y marzo.

Confió en que para después del primer trimestre del año cuando arranquen con la construcción de obra pública, estatal y federal.

“Quizás empecemos a trabajar en abril o mayo, esto va ocasionar que no tengamos recursos para pagar la nómina, sino se echan a andar los programas de contratación temprana”.

Asimismo el Presidente de la Acevac reiteró que muchas empresas se encuentran en situación de sobrevivencia con la esperanza de que el gobierno pague federal, “a lo mejor en mayo estaremos trabajando en algún programa, pero estimo que se nos juntarán al menos seis meses sin pagos, tres de este año y tres del próximo. La situación es muy difícil en el Estado en cuanto a obra pública”, sentenció.

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO