La causa separatista en Cataluña toma un giro diferente ahora que el Tribunal Constitucional ha desechado el alegato jurídico presentado por la corriente independentista a través del Parlamento de Cataluña. Esta resolución judicial no considera apercibimiento ni sanciones a los órganos promotores de la iniciativa, sin embargo cualquier medida que se tome en sentido opuesto a la resolución constituiría un grave desacato.

La acelerada decisión del Tribunal para declarar inconstitucional y nulo el documento separatista aprobado por el parlamento de Cataluña, parece tener su origen en la pretensión de desvincular este tema de las elecciones generales que se llevarán a cabo el 20 de diciembre y que perfilan una recomposición del congreso debido al avance de las nuevas formaciones políticas Ciudadanos y Podemos que harían peder escaños a los tradicionales Partido Popular(PP) y el Partido Socialista Obrero Español(PSOE).