Pena-NietoRedacción- 2015-12-2310:05:49- Agencias/ Un jurado internacional conformado en Nueva York por académicos y defensores de derechos humanos encontró que el Estado mexicano es culpable de crímenes contra la humanidad.

También de una guerra de exterminio contra los migrantes; de violar sistemáticamente los derechos económicos, sociales y culturales de su población; de un patrón generalizado de terror estatal y ataques a la seguridad pública, del mal uso de sus recursos públicos, de omisiones en materia de violencia de género y de complicidad trasnacional.

El pasado 26 de septiembre de 2015, en el marco del primer aniversario de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, se conformó en la Ciudad de Nueva York el Tribunal Internacional de Conciencia de los Pueblos en Movimiento.

Participantes

El jurado lo integraron 19 catedráticos, expertos y defensores de derechos humanos, entre ellos Jorge Bustamante, exrelator Especial de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para los Derechos de los Migrantes y Cruz Reynoso, ex Magistrado adjunto del Tribunal Supremo de California.

Los integrantes del jurado escucharon los testimonios sobre graves violaciones de los derechos humanos en México, y en contra de los mexicanos y otros latinos en los Estados Unidos.

En el Tribunal se expuso la masacre de Acteal, ocurrida en Chiapas el 22 de diciembre de 1997; la masacre de 2010 en San Fernando, Tamaulipas, donde fueron encontradas fosas con decenas de cuerpos de migrantes centroamericanos; la muerte de la menor ecuatoriana Noemí; los distintos casos de violencia de género y feminicidios en el País, así como el caso Iguala.

Los testigos fueron voceros de las organizaciones de derechos de los inmigrantes, como el Movimiento por Justicia del Barrio, la Asamblea Popular de Familias Migrantes.

También habló el sacerdote Alejandro Solalinde, director fundador del albergue para migrantes “Hermanos en el Camino” en Ixtepec, Oaxaca, quien testificó sobre la corrupción y los abusos de las autoridades mexicanas.

Los testigos también incluyeron a representantes de grupos de derechos humanos con sede en Chiapas y Oaxaca, y otros de la región de la frontera entre Estados Unidos y México en Las Cruces, El Paso y Ciudad Juárez.

En su veredicto, el cual se dio a conocer de manera preliminar en un documento, el jurado encontró que el Estado mexicano es culpable de crímenes contra la humanidad por casos de desaparición forzada como es el caso de los normalistas de Ayotzinapa ocurrido el 26 de septiembre de 2014 en Iguala, Guerrero.

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO