fotos-2015-12-09-Salud-449863

Ciudad de México- 2015-12-0912:20:08- Un estudio realizado por el Colegio de México (Colmex) cuestiona la efectividad del Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios (IEPS) de un peso por litro de bebidas azucaradas, pues encontró que el consumo promedio de refrescos en el país no ha mostrado una reducción sustancial, pero ha representado un impacto en el poder adquisitivo de la población, de acuerdo a lo publicado por El Economista.

El documento “Efectos de la política de impuestos especiales a bebidas saborizadas” destaca que las población en los estratos más bajos es la que presentó una menor disminución en el consumo de estos productos.

“Analizar el efecto de los impuestos sólo en términos de la reducción del consumo deja fuera otros factores, de igual o mayor importancia, como el costo para los consumidores y el efecto diferenciado por estrato de ingreso socioeconómico. En este sentido, resulta conveniente medir la afectación en el poder adquisitivo de los ingresos del consumidor para comprender mejor aquellos factores que representan un costo de la política de impuestos para los consumidores”, señaló el Colmex.

Además, se consigna que el volumen total de ventas de refresco disminuyó 1.9 por ciento en 2014 respecto al año anterior, pero esta cifra es similar a la de 2013 respecto al 2012, cuando no existía el impuesto, informó SPD Noticias en su portal.

“El refresco aumentó su participación en el gasto de alimentos en los hogares entre el 2012 y el 2014, en siete de 10 deciles de ingreso de la población. La afectación al ingreso se manifestó en proporciones mayores en los sectores de menores ingresos. En segmentos que perciben de uno a tres salarios mínimos, el IEPS a refrescos fue equivalente a 66% de la pérdida de su capacidad de compra de alimentos y bebidas en el 2014”, se concluye en el estudio.

Agencias/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO