El dirigente del PRI en la entidad se caracteriza por desbocarse cada vez que habla y en no pocas ocasiones demuestra ausencia de reflexión en cuanto dice. Acaba de proporcionarnos otra perla; en esta ocasión al asegurarle a Juan Nicolás Callejas Roldán que será diputado plurinominal y que una vez electo asumirá la Coordinación Política en el Congreso local. Lo asume en tiempos en que formalmente ni candidato a gobernador tenga el PRI (aunque en efecto ya lo haya decidido el presidente de la república tras interpósita persona). ¿Consultó Silva Ramos con quien será el candidato de su partido o su dicho forma parte de una ocurrencia más? o, peor aún, ¿es una revelación adelantada de aviesas intenciones para cooptar al candidato mismo, en vías de complicarle decisiones a futuro de profilaxis política? Especulaciones al fin, habrá que esperar el desarrollo de la campaña priista, en la que pudiera aparecer la tradicional figura de las estructuras paralelas, esas que sí tienen el control de facto y disipan estrategias perniciosas.