El Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos ha refutado de nueva cuenta la versión del gobierno federal sobre la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa. Con elementos técnicos y apoyados en fotografía satelital señalan que no existió incendio alguno en la zona donde desaparecieron los jóvenes normalistas y que no pudo haber incineración de cuerpos en la magnitud difundida por la Procuraduría General de la República, en lo que llamó la verdad histórica.

Aunado a lo anterior el GIEI mantiene su postura de entrevistar a 27 militares que tuvieron contacto con los jóvenes previo a su desaparición o que estuvieron en la zona donde se suscitaron los acontecimientos. Esta interrogatorio propuesto por el organismo independiente ha recibido en otras ocasiones el rechazo del alto mando militar, por lo que sigue siendo un elemento que podría ayudar a dar con el paradero de los jóvenes desaparecidos.