Por territorio veracruzano avanza la caravana migrante integrada por familiares de personas que desaparecieron en el camino hacia la frontera norte del país y que en busca de mejores condiciones de vida dejaron su país de origen. Con el respaldo de organizaciones civiles y de ayuda humanitaria, integrantes de la caravana acudirán a plazas públicas, albergues, y a cuanto sitió público puedan llegar para mostrar fotografías de sus familiares con quienes dejaron de tener contacto.

En Veracruz la caravana estará tocando puntos clave ya que en este territorio desaparecen indocumentados sin dejar rastro. Es del dominio público que miles de indocumentados son víctimas de las bandas del crimen organizado, que no sólo cobra el peaje y despoja de lo poco que llevan consigo los migrantes, también los secuestra, o los obliga a formar parte de esos grupos delincuenciales o de la prostitución.

Pero los migrantes no sólo son víctimas de su condición económica y de las bandas de delincuentes que los acosa en su paso por territorio nacional, también lo son de las autoridades migratorias que tiende a criminalizarlos violando sus derechos humanos.