Astrolabio Político
Por Luis Ramírez Baqueiro
11 de diciembre de 2015

 

“La ambición es el último refugio del fracaso.”

Oscar Wilde.

 

Concluye el año 2015 y en el recuento de los hechos y acciones de la administración pública estatal en Veracruz no es el más favorable, es más nos atrevemos a afirmar que incluso es un verdadero fracaso, nula obra, deudas por doquier, manifestaciones a la orden del día, hartazgo social en su máxima expresión ante la total indiferencia de un gobierno que no solo ha fallado, sino simplemente defraudo la confianza de los veracruzanos.

El gobernador Javier Duarte sabe que a pesar de su actitud positiva y su siempre alegre sonrisa, los veracruzanos observan como tigres acorralados, listos par a la primera oportunidad dar el salto o incluso hacer sentir la garra castigando los excesos, los abusos y por supuesto la indiferencia ante la severa crisis de credibilidad institucional que enfrenta el gobierno de Veracruz.

Y es que realmente es alarmante este último hecho, hoy pregúntele a quien guste en la calle si confía o cree en las acciones del gobierno del Estado, la respuesta, le va a sorprender, es demoledora, nadie cree ya en su gobernador y menos en sus funcionarios a los que califican de comparsa y cómplices.

En qué momento la máxima autoridad de Veracruz, descuido este tema, en qué momento perdió de vista y dejó de dimensionar el alcance de esta problemática, que ha creado un vacío de poder que exacerba, que lastima, que indigna.

Y mire usted amable lector porque se lo comento, en menos de 18 meses el gobierno de Veracruz transito de un secretario de Infraestructuras y Obras Públicas (SIOP) en la persona de Gerardo Buganza Salmerón, al extraño retorno de Tomás Ruiz González.

En este tiempo muchas cosas han sucedido en la entidad, los cambios, los hechos y las circunstancias son totalmente distintas, con un común denominador, la crisis de credibilidad cada vez es más aguda y más intensa.

Envalentonado como lo demuestra con su absurda nominación como aspirante ciudadano al gobierno estatal, Buganza Salmerón, demuestra que de lengua se come el taco, recién tomo protesta como titular de la SIOP, el cordobés grito a los cuatro vientos que sancionaría a empresas constructoras por los severos daños al erario y al patrimonio de Veracruz, al punto de llevarlos tras las rejas para que devolvieran lo que se habían llevado, incluyendo de por medio a los ex funcionarios que también habrían hecho negocios al amparo de sus encargos.

¿Cuál fue el resultado de dicha oferta? … nada, seguimos igual o peor.

Hacia el 30 de septiembre de 2013 ufano y engreído como suele ser este adalid de la democracia veracruzana, afirmaba que habría de presentar 58 denuncias penales contra igual número de constructoras por incumplimiento de obras.

Al momento nadie sabe, nadie supo que estado guardan las mismas.

En ese mismo sentido y hacia el 3 de diciembre de 2014, ante los legisladores veracruzanos como parte de la Glosa del IV Informe de Gobierno de Javier Duarte afirmaba que habría interpuesto otras 28 denuncias penales contra constructores de las cuales 17 fueron ante la Procuraduría General de la República (PGR) y 11 ante la Procuraduría General de Justicia (PGJ).

De igual modo, nadie sabe, nadie supo que estado guardan las mismas, y los resultados de tan pomposa acción siguen siendo desconocidos o casi literalmente nulos.

Y sólo le preguntaríamos al señor Buganza ¿Cuántas ordenes de aprehensión se han liberado?

… pareciera que los grillos cantan.

De igual modo, ¿Qué paso con el cobro de las fianzas? ¿Qué sucedió con este asunto? ¿Qué estado guardan? Se sabe que son cerca de 200 las fianzas que puede el estado hacer efectivas.

… y los grillos siguen cantando.

Tampoco explico ni el anterior, ni al actual titular de la SIOP que manejo han ejercido sobre el AC 20 del que se ha denunciado periodísticamente su uso discrecional para incluso construirse carreteras privadas para ingresar a ranchos privados.

Sería bueno que contestarán ¿en qué se utilizó?¿cuantos metros cúbicos y encadenamientos se realizaron?

… y los grillos siguen moviendo sus patitas…

Por desgracia Tomás Ruiz González actual titular de la SIOP, preocupado más por su posible nominación al gobierno del Estado por el PRI, mantiene abiertos al menos 50 laudos contra igual número de ex trabajadores que ya acumulan una suma cercana a los 40 millones de pesos, sin que nadie, resuelva o tome en serio el asunto, qué más da, que pague el que venga detrás.

A su regreso a la administración estatal cacareo que el Túnel Sumergido de Coatzacoalcos se concluiría, solo que tampoco ha explicado que ocurrió con los cerca de 200 millones de pesos en observaciones producto de auditorías financieras a dicha obra.

Tampoco han tocado un asunto vital para el éxito de esta obra, ¿en qué momento se finiquito jurídicamente el contrato con el anterior proveedor?, jurídicamente es improcedente el hecho de asignar una obra a otro proveedor sin finiquitar el contrato anterior, ellos lo saben, pero lo han ocultado, aun cuando la consecuencia jurídica está por reventarles en la cara.

Lastimosamente un tema que tampoco ha sido atendido y pareciera una papa caliente al que no les importaría entrarle, es el de las obras pendientes de ejecutar con recursos del Fondo de Aportaciones por Desastres Naturales (FONDEN) que están pendientes de ejecutar desde tiempos que parecen ya bíblicos.

Las comunidades y su población se pueden ir sentando en un tronquito a esperar que alguien atienda el asunto, porque las buenas intensiones de personajes que se abocaban aplicar la filosofía del caminero ya no están.

Qué tiempos aquellos en que personajes como Gustavo Nacho Aguirre, o el Ingeniero Peimbert atendían estos temas, dando prioridad y atención inmediata a un asunto de carácter estratégico para el buen desarrollo de un estado como Veracruz.

Es tan grave la crisis de credibilidad y de actuación de las instituciones del Estado que tan solo en la SIOP al momento no hay un área dedicada y abocada de tiempo completo a litigar e intentar recobrar el patrimonio de los veracruzanos.

Que importa cumplir cuando se está en el ejercicio pleno del pinche poder, que el pueblo espere, que el pueblo se chingue, mientras los funcionarios cargan y recarga la talega al fin y al cabo, aseguran que se corre el riesgo de no regresar a la administración pública, ante la inminente aprobación de una alianza opositora que estaría más cerca que nunca de expulsar al PRI del Gobierno Estatal.

Afirman que al menos en la Ciudad de México voltean a ver con preocupación la crisis que enfrenta Veracruz, al punto tal que, no entienden como un gobierno en funciones puede estar inmerso en una guerra intestina con medios de comunicación, actores políticos de oposición descuidando lo sustancialmente importante que es la acción de gobierno, y sobre todo garantizar la seguridad, la paz y armonía de su población.

Esperemos que este 2016, llegue cargado de bendiciones no solo para las familias veracruzanas, sino para su gobierno, porque por desgracia si le va mal a Veracruz, perdemos todos.

Sextante

Ahora resulta que el militante perredista, Humberto Cervantes, afirmó que Rogelio Franco Castán ha tratado de amedrentar a los delegados nacionales con dinero y amenazas para que avalen la alianza PRD-PAN en Veracruz.

“El regidor de Coatzintla, que salió a declarar ahí en Poza Rica, ex regidor de Poza Rica, el ex diputado José Francisco Hernández Herrera, así como también (inaudible) el ex candidato de Atzalan, y muchos más, que firmamos el desplegado conscientemente y que es totalmente mentira lo que Rogelio menciona, que son falsas las firmas, claro que no son falsas, no son falsas, no la alianza, hay más de un militante distinguido en esa lista de despegado nacional, hay alcaldes que aceptaron firmar desde un principio, consintieron ese hecho y posteriormente Rogelio, al igual que Fredy Marcos Valor han intimidado a las personas con expulsarlos del partido, queriéndonos comprar para que no desistan de la firma, es directamente Rogelio Franco y Fredy Marcos Valor, quienes están tratando de intimidar a los perredistas que estamos en contra de esta alianza, ofrece dinero y también intimidan ¿no?, con el hecho de que los expulsan del partido”, afirmó.

Finalmente aseguró que esta alianza en nada beneficia al PRD y por ello confía en que el Consejo Nacional del Sol Azteca eche abajo esta coalición.

De ser así se fortalece la posibilidad de que el PRD pueda tener un candidato como Francisco Valencia, quien desde el principio ha advertido que buscaría alcanzar una Coalición de Partidos de Izquierda a favor de Veracruz.

Las cartas están echadas, ahora todo está en manos de los consejeros perredistas.

 

 

Al tiempo.

 

astrolabiopoliticomx@nullgmail.com

Twitter: @LuisBaqueiro_mx