Mole de gente
Por Virginia Durán Campollo
08 de diciembre de 2015

La clase política nacional necesita madurez, pero el pueblo de México aún más. No es posible soportar a funcionarios públicos imberbes sin perfil, que no tienen ni un ápice de compromiso con el servicio social. Envilecieron la ciencia de la política y han hecho de ella una empresa muy fructífera. El enriquecimiento de unos pocos, ante la pobreza de la gran mayoría. La riqueza del país concentrada, en un compacto grupo denominado poderes facticos. Esos que mueven los hilos de la estructura política, económica, social y hasta religiosa. Los verdaderos cerebros, como Salinas de Gortari, maquiavélicos que dominan. Apátridas que desconocen la mínima moral, sentimientos, civismo, patriotismo que necesita una clase gobernante madura, para solucionar la problemática de su nación. Por ello nos han desilusionado tanto, de llegar al rechazo total. *** Por otra parte esos sectores inmaduros e ignaros, que se prestan al juego del servilismo. Los que por una torta y un refresco, venden su libertad. Aquellos que se les tiran a los pies, aunque detrás los detracten. Quienes se jalonean para tomarse la foto, con quien no es Rock Star sino sólo un servidor público. Los mexicanos estamos mal educados en todos sentidos, porque a los gobiernos conviene. Prostituyeron al electorado con regalos, dinero que dura lo que las elecciones. Se debe entender que 500 pesos por el voto, les dará de comer una semana pero toda la vida vivirán en la misma pobreza porque no resuelven lo esencial. Son miles de millones de pesos que se gastan en cada elección, mientras la “cargada” recibe mendrugos. Esos “acarreados” deben cuidarse, pues dañan más que los políticos. Los llevan con sus votos a perpetuarse en el poder, cuando han demostrado no estar a la altura de lo deseado. *** Los sectores sociales productivos de Veracruz, no pueden prestarse a las patrañas del gobernante en turno. No entendemos, por ejemplo, a los constructores que se quejan amargamente de mil cosas y cuando son requeridos, se prestan para la foto. Debieran llenarse de dignidad y valor, para no facilitar el juego de la gran mentira. Hay preocupación por la fatalidad que nos abate. *** “¡Vamos a caminar juntos, pésele a quien le pese; somos un solo equipo!”, es la determinación de los senadores priistas José Yunes Zorrilla y Héctor Yunes Landa. “La unidad tiene como propósito desatar lo mejor de Veracruz, convertir su potencial en realidad, dar a la gente el empleo que merece, el salario que necesita, la seguridad que demanda y la esperanza que requiere”, enfatizó Héctor Yunes Landa. “Vamos a caminar juntos pésele a quien le pese, y llegaremos a donde debamos llegar a través del PRI, para que se pueda hacer valer su oferta política. Estamos dispuestos a dar la pelea en el 2016, en el 2018 y en cada fecha que marca el calendario de Veracruz”, afirmó Pepe Yunes. Esto fue ante cientos de colaboradores cercanos con los que cada uno ha construido a lo largo de sus años de trayectoria, sus respectivos proyectos y a quienes ratificaron la fortaleza de opción que representan y se manifestaron dispuestos a seguir unidos para salvar a Veracruz y devolverle su grandeza. *** Para los veracruzanos esta unión es un bálsamo. Eran tantas las inquietudes al respecto, que el desánimo se hacía presente. Esta acción cimbrará al gobierno en el poder, pues hay situaciones que indicaban que “el gran elector por mandato presidencial” elegiría a un sucesor a modo, como lo hicieron con él, y eso sería terrible para el estado. Veracruz, lo hemos reiterado varias veces, no aguanta un sexenio más fidelista-duartista. El saqueo ha sido innoble. La miseria, el hambre está a la vista. Analistas serios locales, nacionales e internacionales lo ven, comentan, alertan. Esto se acabó. No es cuestión de partidos sino de exigencia social. Bienvenida la unión de los senadores veracruzanos, por sacar adelante a un gran estado como lo es Veracruz. Un pueblo noble como los veracruzanos, merecen otro tipo de gobernantes más comprometidos, preparados y con sensibilidad política. Como quienes prometen “convertir su potencial en realidad, dar a la gente el empleo que merece, el salario que necesita, la seguridad que demanda y la esperanza que requiere”. Muy bien. *** Alertamos a los habitantes de Xalapa, de la ola de asaltos que se están dando. Tenemos denuncias de que en los principales centros comerciales, la violencia se ha intensificado en el robo de pertenencias. Arrebatan las bolsas o extraen las carteras. Los asaltos a mano armada, están también al día. Se insiste en la banda de las motos, que trepadas en ellas los ladrones delinquen. No se diga los robos a casa habitación, que son de alarmar. Desgraciadamente las autoridades de seguridad, están rebasadas. Sólo queda la alerta ciudadana. *** Ahora a esperar la guerra sucia, que será a muerte. El animal está herido.*** El gobierno federal por medio del FONDEN autorizó 16 millones 213 mil 073 pesos para un total de 9 obras de rehabilitación a fin de restituir las condiciones de infraestructura dañada, en Tlalnelhuayocan, por desastres naturales ocurridos los días 11 y 12 de marzo de 2015. En total son 8 los municipios que resultaron afectados. Los padres de familia no se conforman con lámina, despensas y cobijas, también exigen que estos 16 millones se conviertan en obra pública que mejore las condiciones de vida. Servidos. *** Y para las agruras del mole…usted sabrá qué tomar. Hasta la próxima.