De nueva cuenta el jefe de gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera enfrenta a la opinión pública capitalina, que a través de diversos actores sociales y políticos, así como integrantes de la comunidad intelectual de la capital, se han manifestado en contra del proyecto denominada Corredor Cultural Chapultepec que contempla la privatización por 40 años de una parte de la avenida Chapultepec.

Para librar esta situación el gobierno de la ciudad puso en marcha una convocatoria a un referéndum que se realizará este fin de semana, pero que se desarrolla bajo la sospecha de una fuerte labor de defraudación del gobierno de la ciudad para imponer el proyecto, que por cierto tiene en sus manos ProCDMX, la agencia gubernamental que dirige Simón Levy quién es cuestionado sobre su capacidad profesional y académica para desarrollar la misión encargada por Miguel Ángel Mancera.